REPSOL, CRÉDIT AGRICOLE y PORTOBELLO destinan 100 millones a la reforestación

Para la compensación de CO2, el primer proyecto de estas características que se crea en Europa.

Fundación Repsol, Crédit Agricole Indosuez y Portobello Capital han creado un fondo de inversión dotado con 100 millones para apoyar proyectos forestales a gran escala para la compensación de CO2, el primero de estas características que se crea en Europa, según sus impulsores.

Estos fondos se destinarán a reforestar en cinco años más de 24.000 hectáreas de tierras quemadas o baldías en diferentes autonomías con unos 20 millones de árboles que absorberán 6 millones de toneladas.

Durante la presentación del vehículo inversor, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, destacó que la reforestación y la gestión de masas forestales a gran escala como sumideros naturales de carbono son una palanca «necesaria y complementaria» para, junto a otras tecnologías, contribuir a cumplir con los objetivos de descarbonización de la economía.

Estos fondos se destinarán a reforestar en cinco años más de 24.000 hectáreas de tierras quemadas o baldías en diferentes autonomías con unos 20 millones de árboles que absorberán 6 millones de toneladas

El fondo, ha añadido la Fundación, permitirá escalar de manera exponencial los trabajos de reforestación, poniendo en valor esta solución climática natural en el camino hacia la descarbonización y la transición energética, en línea con los Acuerdos de París, la Agenda 2030, el Pacto Verde Europeo y los compromisos de la COP 26 de Glasgow.

Las plantaciones que se financiarán con cargo al Fondo ESG de Carbono se llevarán a cabo desde Motor Verde, programa de reforestación puesto en marcha por la Fundación Repsol y su participada Sylvestris y abierto a terceros.

Además de compensar emisiones y perseguir situar a la Península Ibérica como sumidero de carbono referente en Europa, Motor Verde busca generar empleo en zonas rurales y contribuir al desarrollo económico de las distintas poblaciones donde actúa.

Por su parte, Íñigo Sánchez-Asiaín, Socio Fundador de Portobello Capital, puso el acento en las oportunidades que se abren en el futuro de la reforestación, ya que este plan «cubrirá 25.000 hectáreas de un total de 2 millones de hectáreas posibles» en España.

Jaime Rábago, director general de la compañía de reforestación Grupo Sylvestris, defiende que Motor Verde generará puestos de trabajos en zonas «a las que no va nadie», en referencia a la conocida como España Vacía.

La presentación ha contado con la participación del secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, que ha señalado que «la descarbonización y la lucha contra el cambio climático son el gran desafío de nuestra generación» y ha subrayado que la única forma de garantizar el éxito es a través de la colaboración público privada.

Fuente: LA VANGUARDIA