Quince alumnos del Curso de Resinero trabajan ya en el sector

Con una duración de más de un año, el curso fue promovido por la Diputación de León y la UNED.

Más de la mitad de los alumnos que completaron el Curso de Experto Profesional en Técnica de Extracción de Resina, la primera titulación oficial de España de este sector creada por la Diputación de León y la UNED a través de la Cátedra de Turismo Sostenible y Desarrollo Local, ha iniciado su propio proyecto o está en proceso de constitución.

La formación se iniciaba el 1 de diciembre de 2020 y, durante un año, el alumnado recibió formación teórica y práctica en explotaciones reales y con profesionales de masas resineras obteniendo la capacitación necesaria para poder ejercer esta actividad a nivel profesional. Además, el curso se completaba con una tercera fase, que es en la que se encuentran ahora estos alumnos, de tutorización del proyecto de emprendimiento y asesoramiento técnico durante los dos primeros años de actividad por parte de las dos empresas formadoras.

De los 26 alumnos y alumnas que completaron la formación, una quincena ha iniciado ya su actividad en el sector o ultima los trámites para hacerlo. En noviembre completarán su primera campaña de resinado cinco de los participantes del curso: uno de ellos asentado en Valbuena de la Encomienda, en el municipio de Villagatón; tres en Tabuyo del Monte (Luyego), y otro más un municipio en el que no había tradición resinera, Cuadros, donde Diego Getino explota actualmente un millar de árboles como segunda actividad y con la previsión de ampliar a medida que se vayan materializando las previsiones recogidas en el plan de empresa diseñado con el apoyo de las entidades colaboradoras del curso.  

Asimismo, otros diez se encuentran pendientes de poner en marcha su actividad en distintos puntos de la comarca del Bierzo, del Órbigo o en otras provincias o comunidades vecinas.

Desde la institución provincial, la diputada de Derechos Sociales y Territorio Sostenible, Carolina López, considera que esta primera experiencia ha sido exitosa y que la Diputación de León trabaja ya junto con la UNED para poner en marcha un nuevo curso de experto resinero este otoño. “El sector resinero constituye una importante oportunidad para el medio rural y, tras años de abandono, se percibe actualmente como un nicho de empleo sostenible, capaz de fijar población en los pueblos y con grandes beneficios ecológicos para nuestros bosques, como la protección contra los incendios, la limpieza de montes o la generación de ingresos extraordinarios a las entidades por el nuevo aprovechamiento, entre otros”, ha defendido López.

Además, tal y como ha recordado, el precio de la resina ha experimentado un notable incremento en el último año, lo que lo convierte en un negocio rentable que cuenta con el apoyo de las administraciones, entre ellas la Diputación de León. “Este equipo de gobierno apostaba por duplicar las ayudas que la institución ofrece a los autónomos resineros de la provincia, que se convocarán en breve y, además, la Diputación se ha implicado en la financiación de una línea de investigación de nuevas técnicas de resinación que persigue incrementar los rendimientos y modernizar el sector”.

La diputada recuerda que la de León “es la primera diputación de España con una convocatoria de ayudas tan ambiciosa para apoyar este sector; ayudas que no solo están dirigidas a financiar los gastos de explotación, sino también las cuotas a la Seguridad Social y los gastos de gestoría derivados de la actividad”. En 2020, una decena de autónomos de diez localidades resultaron beneficiarios de estas subvenciones, cuatro de ellos mujeres, mientras que 2021 el número de beneficiarios se elevó a 15, seis mujeres. “Esperamos que cada vez sean más”, confía.

Este proyecto nacía con el objetivo de promover nuevos oficios que ayuden a generar actividad económica y fijar población a partir de la utilización sostenible de sus recursos naturales en zonas especialmente afectadas por la descarbonización y la despoblación de la provincia de León. Para impulsarlo, la institución provincial se aliaba con la UNED, que a través de la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local ofrece su servicio de estudios y oficina de gestión de proyectos en la provincia, y las empresas formadoras, expertas en la temática del curso, tanto desde la perspectiva técnica como desde la del emprendimiento.

El curso arrancaba en diciembre de 2020 con una treintena de alumnos y un coste por matrícula de 950 euros que la institución provincial subvencionaba a los alumnos de la provincia residentes en municipios de menos de 20.000 habitantes con el objetivo de potenciar el oficio del resinado en las zonas rurales.