Ha sido otro año extraordinario en el mercado de la madera de coníferas

AEIM ha participado en la 69ª Conferencia Internacional de Coníferas.

Miembros de la ETTF. A la izqda. Francisco José Espejo, en representación de AEIM.

Tras el éxito de la edición online celebrada el año pasado, la mejora en la situación sanitaria de la situación sanitaria ha permitido a los organizadores celebrar un evento presencial en Helsinki. No obstante, dada la actual pandemia, la Conferencia también se celebró en línea para llegar a un público lo más amplio posible.

El evento atrajo a muchos participantes, ya que casi doscientas personas asistieron a la Conferencia en Helsinki y unas cien la siguieron en remoto.

Ha sido otro año extraordinario en el mercado de la madera de coníferas: la demanda ha sido alta sin precedentes durante la mayor parte del año en medio de un contexto económico volátil y una gran incertidumbre para el futuro.

El panorama general del sector de la madera de coníferas es bueno. Sin embargo, este panorama tan halagüeño tiene muchos problemas, sobre todo en lo que se refiere al suministro de materias primas.

La evolución de la producción y el consumo de madera de coníferas sugiere que en 2021 habrá un aumento récord en Europa (a finales de año probablemente será de +6/7% en comparación con 2020). La dinámica que se ha ido asentando en 2020 también continuó hasta bien entrado 2021 – con una demanda impulsada por un animado sector de bricolaje, así como por un fuerte sector de la renovación y un sector de la construcción resistente. Las perspectivas para 2022 son de un crecimiento más moderado, sobre el nivel más alto de 2021, tanto de la producción como del consumo, pero la incertidumbre es alta en medio de la rápida evolución de las condiciones del mercado.

Morten Bergsten, presidente de la sección de coníferas de la ETTF.

Morten Bergsten, presidente de la sección de coníferas de la ETTF, Herbert Jöbstl, presidente de EOS, y Kai Merivuori, Director General de la Asociación Finlandesa de Aserraderos, transmitieron mensajes similares en sus presentaciones desde sus respectivos puntos de vista de consumidores y productores. En general, subrayaron que el año se caracterizó por un desequilibrio entre la demanda y la oferta que parece estar disminuyendo en el cuarto trimestre de 2021. Esto ha hecho subir los precios de la madera aserrada y ha provocado que las existencias estén en niveles récord durante la primera mitad del año.

Para atender a la demanda local, las empresas europeas se han centrado este año en los mercados nacionales de Europa. El único mercado fuera de Europa en el que aumentaron las exportaciones de madera europea de coníferas aserradas es Estados Unidos, que también ha registrado una demanda muy elevada y una extraordinaria volatilidad de los precios.

Herbert Jöbstl, presidente de EOS.

Una razón para ser optimistas es el creciente reconocimiento del potencial de la madera para mitigar el cambio climático y el aumento de la cuota de mercado de la madera como material de construcción, como mostró el Sr. Jöbstl en su presentación. El número de clientes de la industria europea de aserraderos ha ido aumentando desde el inicio de la pandemia: será clave para el éxito futuro de la industria mantener a algunos de estos nuevos clientes.

Los precios de la madera aserrada, que durante muchos años han sido bajos en comparación con otros materiales de construcción, podrían estabilizarse en un nivel más alto que en el pasado: esta opinión fue compartida por los ponentes de ambos lados del Atlántico. El Sr. Bergsten subrayó que se espera que el consumo crezca más que la producción el próximo año, lo que apunta a una fuerte demanda subyacente.

El panorama general del sector de la madera de coníferas es bueno. Sin embargo, este panorama tan halagüeño tiene muchos problemas, sobre todo en lo que se refiere al suministro de materias primas.

Los precios de las materias primas, que han estado bajos durante la mayor parte de 2020, han subido en los últimos meses y en algunos países europeos alcanzaron niveles récord. Aunque los beneficios climáticos de la madera han sido han sido reconocidos de forma amplia y científicamente indiscutible, las políticas forestales recientemente propuestas por la UE parecen ser un obstáculo para la movilización de materias primas en los próximos años. Estas políticas se están centrando en exceso sobre la función medioambiental de los bosques, sin tener en cuenta los aspectos económicos y las necesidades de abastecimiento del sector.

Además, un tema recurrente de la Conferencia Internacional de Coníferas 2021 fue la inminente prohibición de las exportaciones de troncos de Rusia (que entra en vigor en enero de 2022), que se espera que altere el mercado mundial de la madera de coníferas en tronco y supondrá una mayor presión sobre el suministro europeo.

Aunque 2021 está siendo un año más tranquilo de lo esperado en lo que respecta a inclemencias del tiempo en los bosques, se prevé que el cambio climático juegue un papel importante incluso en los próximos años y podría pasar factura a los bosques europeos.

La próxima edición de la Conferencia Internacional de Coníferas tendrá lugar en Dinamarca en octubre de 2022.

En representación de AEIM (Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera) participaron en la Conferencia el Vicepresidente Francisco José Espejo y el Secretario General, Alberto Romero.