Apostar por la madera en el hogar para contribuir a cuidar el medio ambiente

JESUS DEL SER te da siete razones para apostar por la madera en el hogar.

Este 5 de junio “Una sola Tierra” es el tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2022, auspiciado por Suecia. Y en Jesús del Ser están comprometidos con el medio ambiente. La madera que utiliza proviene de bosques gestionados con criterios conservacionistas. Por si fuera poco, reciclan y recuperan maderas porque están convencidos de la sostenibilidad de este material, el único renovable hasta el infinito, totalmente reciclable y cuya capacidad de regeneración es continua.

La construcción es uno de los sectores que más contamina y el uso de la madera está resurgiendo en nuestra sociedad con un impacto muy positivo en el usuario final, quien, aparte de las principales ventajas ecológicas que ofrece, observa en él el confort y la comodidad, difícilmente alcanzable con otros materiales.

Gracias su larga experiencia en el sector y su profundo conocimiento de las diferentes cualidades de cada madera, Jesús del Ser es voz autorizada para poder asesorar y recomendar las idóneas para los diferentes sistemas de calefacción, tanto los tradicionales como los más punteros (geotermia, aerotermia etc.), aportando soluciones directamente en obra.

Jesús del Ser te da siete razones para apostar por la madera en el hogar:

  1. Menos contaminante. Este material, que se produce en los bosques, contribuye a disminuir emisiones y transformar el CO2 en oxígeno. Su proceso productivo, en relación a otros productos industrializados, ofrece menos residuos, requiere un bajo consumo energético y respeta la naturaleza y el medio ambiente.
  2. Más ligera y adaptable. La madera pesa una quinta parte que el hormigón, es mucho más ligera y silenciosa en la construcción y adaptable casi al 100% de los sistemas constructivos. En este material se pueden hallar infinitas soluciones en las edificaciones.
  3. Es reciclable y renovable. Utilizar la madera es una forma de apostar por la economía circular, ya que con ella podríamos reciclar continuamente. Tiene la capacidad de poder volver a utilizarse múltiples veces y sin sobrantes de materia. Además, es 100% renovable si se práctica una tala de árboles en los bosques adecuadamente y con los certificados pertinentes.
  4. Es fuerte y resistente. A la vista de los buenos resultados que se han ido obteniendo a lo largo de la historia, mostrándonos edificios de más de doscientos años de antigüedad en perfecto estado de conservación, podemos decir que la madera es un material muy estable, fuerte y resistente. En comparación con el acero y el cemento, la madera estructural tiene una relación resistencia / peso un 20% más alta que el acero estructural y de 4 a 5 veces mayor que el cemento no reforzado en compresión.
  5. Ahorra energía. El uso de la madera en el hogar supone una menor «fuga» de energía de una casa. Al ser un buen aislante del frío y el calor, en comparación con otros materiales de construcción, la madera es la opción a elegir para ahorrar en las facturas de calefacción y aire acondicionado.
  6. Hay mucha variedad. La madera no es una; existen muchos derivados y se fabrican productos maravillosos. Los diferentes tipos de madera, según sus densidades, se recomiendan para diferentes usos. Hoy en día, muchos hogares lucen muebles realizados a partir de maderas recicladas, como por ejemplo pallets o tablas que son restauradas para darles una nueva vida.
  7. Alivia el estrés. Es una realidad que el estrés es superior entre personas que viven en ambientes urbanos y como consecuencia, cada vez más se promueve un mayor contacto con ambientes naturales que reducen dicho estrés y promueven la relajación. De hecho, ya se han publicado varios estudios científicos que han concluido que pisar madera en el hogar ayuda a la relajación de las personas, reduce el estrés y tiene beneficios para la salud.

JDS: MADERAS RECUPERADAS CON ENCANTO

En Jesús del Ser apuestan fuertemente por la madera recuperada. De hecho, realizan viajes dentro y fuera de nuestras fronteras, en busca de ella, acuden a sitios que quieren renovar y compran y llevan a su fábrica de Segovia todas esas maderas antiguas, generalmente muy deterioradas, pero con un encanto especial.

Las suelen procesar, igualando en el ancho y limpiándolas un poco, destinándolas generalmente a locales que desean toques vintage en sus instalaciones. La madera recuperada es un material complicado de instalar. Al ser tablas recuperadas, cada una tiene un grueso diferente y no van machihembradas, pero mimando el material y el proyecto en sí, se consigue, llegando a unos resultados espectaculares.

El ejemplo más llamativo y reciente son las vigas del teatro de TRIBECA de Nueva York, cuya estructura estaba hecha de vigas de Pino Melis Viejo, que consiguieron importar, tras un proceso laborioso. También recuperaron vigas de una antigua fábrica de licor de Atlanta o madera de roble de cubas de una bodega de Burdeos.

En su almacén de maderas se ven materiales desde los más top, de alta gama (Caoba de Perú, Wengué, Pino Melis Viejo, Teka Birmana, Nogal Español…), hasta todo tipo de maderas recuperadas, controlando en todo momento todo el proceso de fabricación, desde la importación de la madera, secado, fabricación y selección de la misma.