“Aún estamos muy al inicio del cambio del hormigón por la madera” 

Montse Balletbò, técnica comercial de VIVE LA MADERA.

VIVE LA MADERA presentó en el área de exposición del V Congreso FUSTA CONSTRUCTIVA, celebrado recientemente en Barcelona, sus soluciones en madera, ya sea para construcción como para jardines

Para la construcción, la empresa de Argentona ofrece revestimientos para fachadas, elementos de madera para tejados, e incluso CLT para hacer casas y edificios y también todo lo necesario para construir con entramado ligero. Para los jardines, a niveles profesional y también particular, VIVE LA MADERA dispone de todo lo necesario para hacer pérgolas, vallas, mesas pic-nic, etc. 

“Llevamos 11 años en Cataluña , 3 de los cuáles en Argentona, con nuestra tienda realizada en CLT. Formamos parte del grupo Piveteau, que dispone de 3 aserraderos y 14 tiendas en toda Francia. Esto nos hace disponer de una variedad de productos y soluciones para la construcción y jardinería” , explica a MADERA SOSTENIBLE Montse Balletbò, técnica comercial de VIVE LA MADERA.

Stand de VIVE LA MADERA en FUSTA CONSTRUCTIVA 2022.

¿Cómo marcha el CLT, ahora que parece que está de moda este sistema constructivo?

Apostamos bastante por el CLT. Trabajamos conjuntamente con nuestro aserradero y sus técnicos para la optimización de la carga y los paneles, preparándolo todo en fábrica para cuando el material llegue a la obra pueda montarse como un puzle. Una de las grandes diferencias entre el CLT y el hormigón es el tiempo de montaje, siendo el CLT de 1 o 2 días, dependiendo de la obra. 

¿Cómo está reaccionando el público ante el impulso que ha tomado la madera en la construcción?

El paso del abrumador dominio de hormigón, acero y cemento hacia la irrupción de la madera en la construcción no ha sido fácil, pero cada vez hay más gente sensibilizada con un compromiso ecológico, y día a día se pregunta más por ella, aunque aún estamos muy al inicio del cambio. 

Nuestros clientes dan cada vez más importancia al uso de materiales ecológicos y sostenibles. Es un cambio de paradigma y de chip, que se aprecia especialmente en las zonas rurales, aunque también poco a poco en el resto de Cataluña. En Francia, donde tenemos el aserradero Piveteaubois, están mucho más sensibilizados, ya que nos llevan muchos años de ventaja en cuanto a cultura y conocimiento de la madera. Confiamos en que poco a poco alcancemos mayores cotas de consumo y también de profesionalidad en torno a la madera para la construcción.

La madera en la jardinería también suma, ¿cómo se encuentra este mercado en vuestra zona de influencia?

Con la pandemia hubo un cambio brutal. La gente se ha encontrado con viviendas que tenían zonas exteriores que no usaban y, al no poder salir ni viajar, les ha hecho pensar y darse cuenta de que podían mejorar su jardín, y han adquirido pérgolas, mesas, sillas, de todo. Ha repuntado mucho este segmento, y la gente hoy sigue disfrutando de sus zonas ajardinadas. 

¿Cuándo se extenderá más en el territorio español VIVE LA MADERA?

Nosotros ya llegamos a toda España, aunque todavía no dispongamos de local o almacén fuera de Cataluña. Aquí atendemos un mercado importante y creciente. La logística nos permite llegar a Galicia o a Andalucia. Estar físicamente allí no está entre nuestros objetivos a corto plazo. Contamos con comerciales en Cataluña y en toda España, que atienden cualquier demanda relacionada con la madera para la construcción y el equipamiento y decoración de espacios exteriores.