Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

El sector considera imprescindible emplear materiales forestales de reproducción de mayor categoría para suministrar madera de calidad

El grupo operativo GenMac ha expuesto en un webinar sus conclusiones y propuestas de futuro.

GenMac se propone incorporar al mercado madera de mayor calidad, en un sector forestal sostenible, viable, productivo y competitivo, transfiriendo el conocimiento y los recursos disponibles, a una industria transformadora también competitiva y garantizando la preservación del medio ambiente.

Moderado por Luis Ocaña, del Grupo TRAGSA, se ha celebrado un webinar para exponer los logros y propuestas de futuro del grupo operativo GenMac.

El Grupo Operativo GenMac nació en 2018 en el contexto de la Convocatoria de Ejecución de Proyectos de Innovación por Grupos Operativos Supraautonómicos en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas con los siguientes objetivos principales:

  • Recopilación de resultados de los Programas de Mejora Genética desarrollados en España, útiles para la producción sostenible de madera para la industria, y completar la evaluación de una selección de materiales respecto a nuevos caracteres de interés, principalmente sanitarios y de calidad de madera.
  • Adecuar los sistemas de producción de semillas y plantas a la producción de madera de calidad, incorporando nuevas tecnologías y asegurando el suministro.
  • Facilitar la utilización eficiente de los nuevos MFR (materiales forestales de reproducción) mediante la demostración de los resultados de la mejora genética.

MEJORA GENETICA

GenMac ha permitido detectar las necesidades prioritarias para tratar de conseguir semillas y plantas de calidad de coníferas, manteniendo una amplia variación genética, y ha contribuido a definir la estrategia y actividades prioritarias a desarrollar para su utilización sostenible. Su experiencia servirá de base para futuros proyectos con otras especies maderables.

Felipe Pérez, en representación del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, expuso en el webinar la influencia del proyecto GenMac en el Plan Nacional de Mejora Genética Forestal, cuya redacción está en curso. “España cuenta con una estrategia, no todos los países la tienen -destacó-, así como una importante red de centros de investigación y equipamiento e infraestructura para impulsar múltiples acciones y actividades”.

Es necesario que el sector y la sociedad conozcan más y mejor el trabajo de mejora genética aplicado a las coníferas (volumen, rectitud, resistencia a enfermedades, calidad…), cuyo objetivo es aumentar la producción de madera mediante ciclos repetidos de selección y reproducción”, destacó Raquel Díaz, del CIF Lourizán.

Rafa Zas, en representación de Misión Biológica de Galicia (MBG-CSIC), advirtió que “la búsqueda de árboles para una mayor y mejor producción de madera está condicionada por un escenario de cambio climático, riesgos bióticos y otros factores ambientales”, por lo cual aboga por una selvicultura adecuada, que ponga el foco en el componente genético.

Pablo Goikoetxea, investigador de NEIKER, expuso sus conclusiones sobre la diversidad genética y la resiliencia del Pino Radiata en la Cornisa Cantábrica y se preguntó: “¿Cuánta diversidad genética nos queda? ¿podemos incrementarla?”. El ponente recordó oportunamente que, según la Real Academia Española, “resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”.

USO DE LOS RECURSOS GENETICOS

El sector, reunido en torno a GenMac, converge en la idea de que es imprescindible incrementar el empleo de materiales forestales de reproducción (MFR) de mayor categoría.

Juan Aníbarro, gerente de VIVEROS FUENTEAMARGA, una empresa especialista en la producción de planta forestal, que ha aportado a GenMac su experiencia y conocimiento en torno al Pino Pinaster y el Pino Radiata, describió un escenario inestable para el Pinaster y en disminución para el Radiata.“El mercado de la planta tiene altibajos brutales -introdujo-. Hacen falta alternativas pero hay un déficit de cualificación del material”.

Necesitamos una demanda regular de madera –prosiguió-. Actualmente hay más repoblación de coníferas para conservación que para producción”.

A juicio del ponente, miembro de la Asociación Nacional de Viveros Forestales, las plantaciones para conservación van a disminuir, porque decaen también las ayudas europeas para ello. Por tanto, es deseable incrementar las repoblaciones para producción, incluso de especies alternativas como el cedro o el pino silvestre, y también las destinadas a sumideros de carbono.

No se está produciendo planta forestal de Pino Pinaster y Pino Radiata empleando el mejor material genético forestal de reproducción del que se dispone -apuntó Juan Aníbarro-. Y es que salvo en alguna excepción como en Castilla y León, el propietario no observa en el mercado un margen significativo si emplea un material genético mejor”.

Según el ponente, GenMac es una herramienta útil para reconducir esta situación. “Con planificación a largo plazo, por un futuro cierto, precios consolidados y aminorando riesgos. Tanto en el ámbito público como en el privado”.

La mayor parte del material genético empleado es de origen español. “Hemos de admitir genéticas mejoradas -concluyó el gerente de VIVEROS FUENTEAMARGA-. La sanidad es capital, seamos capaces de producir planta capaz de afrontar las enfermedades y el cambio climático”. Para ello los viveros privados piden a la administración control, y también una disminución del coste de acceso a las semillas de calidad.

Francisco José Lario, del Grupo TRAGSA, disertó acerca de la multiplicación vegetativa de las coníferas. “En una transición hacia la bioeconomía, la fijación de carbono y la necesidad de aumentar la producción de biomasa, los materiales genéticos mejorados pueden jugar un papel decisivo –afirmó-. Es esencial contar con el material genético mejorado de partida, que haga interesante la multiplicación vegetativa de pino”.

Patricia Gómez Agrela, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) expuso en el webinar las acciones realizadas por los propietarios forestales privados en el seno de GenMac. Por ejemplo:

  • El diagnóstico y análisis de superficies susceptibles de repoblar o de transformar, para garantizar el suministro viable y sostenible de madera de calidad a la industria.
  • Plantaciones demostrativas de nuevos materiales forestales de reproducción (MFR) en zonas apropiadas.

GenMac suministra los plantones y materiales necesarios, y realiza los trabajos de preparación y plantación. El selvicultor es propietario de la plantación y de la madera que se obtenga. Entretanto, permite las mediciones (altura, diámetro y rectitud) y recogida de muestras. Y se compromete a seguir las labores selvícolas propuestas durante el turno (25-30 años) y a comunicar cambios.

Para COSE “urge formular los objetivos, medidas y medios necesarios en un programa nacional de mejora genética”, para lo cual propone la “creación de un grupo mixto público-privado y recursos necesarios para que un pequeño número de expertos desarrolle el programa con especies definidas como de alto interés estratégico” y que contemple ayudas a selvicultores para la repoblación con especies mejoradas y para la selvicultura posterior.

Luis Rodríguez, del Grupo TRAGSA, presentó un sistema de cartografía del uso de los recursos genéticos forestales, mediante un programa de cálculo de la distancia ambiental entre puntos de origen o de ensayo de las especies y los de plantación. El objetivo es orientar al usuario (selvicultor, ingeniero, propietario…) a la mejor utilización de los MFR de Pino Pinaster y Pino Radiata, dar a conocer estas ventajas y facilitar la elección de materiales mejorados con herramientas sencillas, como es el Google Maps.

Por último Juan Majada, del CETEMAS, expuso a sus colegas del grupo operativo GenMac y a los asistentes al webinar un sofisticado sistema para la determinación de la calidad de la madera (densidad, módulo de elasticidad, etc.) en los programas de mejora genética. A través de un láser terrestre (fijo ó móvil), que ya ha demostrado sus prestaciones en un país avanzado en materia forestal, como es Nueva Zelanda.

¿QUE NECESITA NUESTRA INDUSTRIA?

Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia (CMD) y Universidad de Vigo plantearon el pasado día 21 de julio una encuesta al respecto a los industriales gallegos de la madera. Ricardo González, gerente del CMD desveló en el webinar final de GenMac las conclusiones de esta encuesta.

En la industria gallega de la madera se emplea principalmente madera de coníferas de Pino Pinaster, Pino Radiata y, en menor medida, Pino Silvestre. Sobre todo para fabricar, y por este orden, mueble, palet y embalaje, elementos de carpintería y estructuras para la construcción.

La mitad del sector considera que el consumo de madera de pino permanecerá igual o crecerá ligeramente en los próximos diez años, tanto en Galicia como en España. “Cada vez es más difícil conseguir madera de pino de calidad -refleja la encuesta-. La mayoría de los encuestados pagaría algo más de dinero por madera de más calidad, e incluso se aventuraría a fabricar productos diferentes”.

Según el CMD, los mercados para la madera aserrada de pino experimentarán una mejora en los próximos diez años, pero “es necesario mejorar la selvicultura actual y desarrollar programas de mejora genética”. Los industriales de la principal región forestal española consideran importante mejorar la resistencia mecánica y la estabilidad dimensional de la madera, reducir el número de ramas y la curvatura de los fustes y, por supuesto, blindar a los árboles frente a las enfermedades.

Este grupo operativo está cofinanciación del 80 % por la Unión Europea por un total de 537.357,03 €. TRAGSA es el organismo responsable del contenido. La Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, es la autoridad de gestión encargada de la aplicación de la ayuda del FEADER.