El sector de la construcción planifica su futuro con madera

Las máquinas necesarias se pueden adquirir de segunda mano: esto también contribuye a la sostenibilidad medioambiental.

El cambio hacia la construcción sostenible está en marcha. La Unión Europea quiere que para el 2030 solo se autorice la obra nueva en neutralidad climática. La madera es un material apto, ya que almacena CO2 y es un recurso renovable y local perfectamente adecuado a la economía circular. La construcción de casas de madera se ha convertido en una tendencia que sitúa al carpintero en el centro de la construcción. Las máquinas necesarias se pueden adquirir de segunda mano: esto también contribuye a la sostenibilidad medioambiental.

Impera una gran escasez de vivienda en la Unión Europea. Y la demanda de espacio habitable y asequible crece, ya que la población aumenta constantemente y se traslada del campo a la ciudad. Las administraciones han reconocido la tendencia y apoyan la construcción de viviendas más que nunca. Francia planifica la construcción de 110.000 viviendas nuevas al año, Alemania llega hasta las 400.000. Son metas ambiciosas, sobre todo considerando los objetivos climáticos europeos y la situación actual del sector de la construcción.

Habrá un margen estrecho en la conciliación entre lograr los objetivos climáticos en la construcción y levantar la cantidad suficiente de viviendas asequibles. Y es posible que en la gran cantidad de subvenciones aún no se haya considerado la evolución actual del sector. La demanda de construcción de viviendas ha bajado en gran medida debido a las subidas de los precios de las materias primas y de la energía. Las cancelaciones de encargos de obra nueva causan apuros a las constructoras cuando los intereses elevados y la inflación reducen la capacidad inversora de los clientes.

LA UNIÓN EUROPEA COMO PALADÍN DEL CLIMA

El plan Objetivo 55 prevé la reducción de al menos un 55 por ciento en la emisión de gases invernadero en toda la UE hasta 2030 (en comparación con las emisiones del año 1990). Desde el año 2050, Europa pretende la neutralidad climática. Para lograrlo, desde el 2030 solo se autorizará la obra nueva en neutralidad climática.

Las subvenciones tendrán en cuenta la cantidad de energía gris o emisiones grises de un proyecto de obra. La energía gris es la cantidad de energía que precisa un proyecto de construcción durante su ciclo de vida completo: desde la fabricación, el almacenaje y el transporte de los materiales de obra hasta la venta y la eliminación final del edificio. De forma análoga, las emisiones grises son aquellas que se liberan durante la fabricación de los materiales empleados. Según estimaciones de la ONU, supone casi el 40 por ciento de las emisiones de CO2 a escala mundial y más de la mitad del gasto en recursos se debe al sector de la construcción. Las emisiones grises se pueden reducir mediante la elección de los materiales en base a su ciclo de vida y a la forma de construcción.

LA ECONOMÍA CIRCULAR: APROVECHAMIENTO INTEGRAL DE LA MATERIA PRIMA

Para mantener o elevar el nivel de vida de las personas y cuidar del medioambiente al mismo tiempo hay que desvincular el crecimiento económico de la demanda de materia prima. Eso lo puede lograr la economía circular, una pieza fundamental para afrontar el cambio climático. La economía circular, además, crea cierta independencia de las cadenas de suministro. Y al final, incluso ahorra dinero.

Las casas prefabricadas de madera conquistan una cuota de mercado creciente. (© brizmaker).

¿Qué material es apto? Deberá cumplir dos aspectos primordiales en la economía circular. Por una parte, debería ser de aplicación múltiple como materia (no como material fungible) y, por otra parte, debería permitir el uso en cascada. Así se denomina al uso de un material que pueda emplearse varias veces sucesivamente para la fabricación de productos. Al final de la cascada se encuentra el aprovechamiento térmico de la materia residual o de desecho.

LA MADERA, LA ECONOMÍA CIRCULAR POR ANTONOMASIA

Todo lo dicho se resumen con la madera. El sector maderero es un ejemplo modelo para la implementación del sistema circular. Se caracteriza por una extensa durabilidad y se puede reutilizar. Con aplicaciones muy variadas implica un mínimo de residuos, ya que casi todos los materiales secundarios en la producción maderera se pueden convertir en materia prima para otras producciones. Los troncos de los árboles se convierten en madera maciza o chapada, le siguen los aglomerados o los productos basados en fibras antes de que los restos se utilicen en el sector químico. Al final del ciclo vital son biodegradables o permiten el aprovechamiento térmico óptimo. Otras ventajas del empleo de la madera están a la vista: la madera es una materia prima renovable y local que acumula el CO2 a largo plazo, lo que convierte las casas de madera en la rama de la construcción con las emisiones grises más bajas.

PROMESA DE ÉXITO: LA MADERA EN LA CONSTRUCCIÓN

Curiosidades: Noruega alberga desde 2019 la casa de madera más alta del mundo. Mjøstårnet tiene una altura de 85,4 m. Un hotel, viviendas, oficinas un restaurante y hasta una piscina cubierta se distribuyen por sus 18 plantas. En total, se emplearon 2 600 metros cúbicos de madera. Este volumen de madera vuelve a crecer en tan solo 55 minutos en los bosques noruegos.

Las estructuras de soporte se realizaron en madera laminada. La madera contralaminada se empleó para los huecos de escaleras y ascensores y para los balcones. El material procede de bosques de explotación sostenible de los alrededores. Se realizó un montaje modular. La madera cortada y pretaladrada se ensambló a pie de obra en unidades de hasta cinco plantas que se montaron mediante grúas. No mantendrán el récord durante mucho tiempo, ya que actualmente se construyen bloques de pisos con madera en todo el mundo.

Este camión IVECO (2016) se encuentra a subasta con más artículos para la construcción hasta el 15/12/2022. (© Surplex).

Pero hoy por hoy, el empleo de la madera también se encuentra muy extendido y probado en proyectos de construcción reales menos espectaculares. La construcción con armazón de madera es un sistema en el cual la estructura básica de la casa se compone de vigas de madera. A esta se le acoplan paneles de madera aislada como paredes y techos. En su vertiente de construcción ligera este sistema procede de los Estados Unidos. En Alemania se da sobre todo la construcción maciza, donde cada elemento de pared es una pieza constructiva independiente con un marco perimetral completo.

Otro sistema constructivo en boga es el de las casas prefabricadas, ya que la madera permite una construcción rápida, respetuosa con el medioambiente y económica. La madera posee un excelente poder aislante, de modo que las casas de madera se distinguen por una gran eficiencia energética. De esta manera, la construcción en serie y modular y los remontes sobre edificaciones contribuyen a solucionar los problemas de vivienda y del cambio climático al mismo tiempo.

MAQUINARIA USADA SOSTENIBLE

La comercialización de máquinas usadas es un eslabón del uso en cascada de máquinas y, con ello, un aporte a la economía circular en el sector de la ingeniería mecánica. Cada máquina usada ahorra cantidades enormes de gases invernadero y materia prima, en comparación con las máquinas de nueva producción. Si tomamos por ejemplo las cerca de 55.000 máquinas y equipamientos que se adjudican anualmente en la casa de subastas industriales Surplex, la reducción de CO2 ronda las 1 300 t cada año.

Para la construcción de casas de madera se precisan diversos equipos de carpintería para conformar los módulos de las casas y, por otro lado, las máquinas de construcción para el montaje en la obra. Desde la excavadora, pasando por la grúa hasta el camión y desde la seccionadora hasta el taladro y la fresadora: en el mercado de maquinaria de ocasión de Surplex se encuentra de todo lo que necesitan el constructor y el carpintero. Porque la mitigación del cambio climático solo se alcanzará si todos contribuyen en su medida.

SURPLEX

Surplex es uno de los principales portales europeos de subastas industriales que comercia con maquinaria y equipos industriales de ocasión en todo el mundo. La plataforma de subastas en 16 idiomas Surplex.com registra alrededor de 50 millones de visitas anuales. Más de 55 000 productos industriales se venden en más de 500 subastas en línea cada año. La empresa tiene su sede en Düsseldorf, Alemania, y cuenta con oficinas en quince países europeos. Más de 200 empleados de 20 países generan un volumen de negocios anual de aproximadamente 100 millones de euros.

Foto principal: La construcción de un edificio de oficinas en Berlín: los proyectos de construcción se pueden realizar de forma rápida y respetuosa con el medioambiente mediante módulos de madera. (© Jarama).