Las naves autoportantes OHRA se imponen para el almacenamiento de madera y tablero

¿Por qué construir una nave y posteriormente instalar estanterías, duplicando así las columnas o pilares?

OHRA está realizando numerosas instalaciones de naves autoportantes, para madera y tablero. Dichas naves se configuran a partir de la instalación de las estanterías cantilever necesarias para almacenar ordenadamente la madera, soportando sobre dicha instalación el cerramiento de cubierta y, si se desea, paredes, puentes grúa, instalaciones contra incendios, etc.

 

Los brazos de las estanterías cantilever crean una superficie de almacenamiento sin obstáculos, lo que permite almacenar paquetes de cualquier longitud: madera, tablero, vigas de 12 ó más metros de longitud. Si el paquete es más o menos largo, descansa sobre más o menos brazos. Los brazos se pueden colocar a cualquier altura de la columna, al disponer ésta de un punzonado cada 10 cm.

 

La fijación del brazo a la columna se realiza sin tornillos, con un mecanismo que permite la movilidad del brazo lateralmente y hacia arriba, impidiendo la deformación de la estantería o el deterioro de la mercancía por golpes. El cambio de altura del brazo en la columna se realiza en segundos.