Ola de Madera en roble rojo para el Festival de Diseño de Londres

La impactante Timber Wave en roble rojo estadounidense, pieza encargada por la American Hardwood Export Council (AHEC) y diseñada por el galardonado estudio de arquitectura AL_A, adorna ya la entrada principal del Museo Victoria y Albert de Londres.

AHEC ha editado una publicación dedicada al proyecto que, escrita por Ruth Slavid, puede consultarse y solicitarse en www.americanhardwood.org, junto con una serie de vídeos de corta duración.

 

La majestuosa celosía tridimensional con forma de espiral, fabricada en roble rojo estadounidense por Cowley Timberwork, con ingeniería de Arup, enmarca la histórica entrada del museo, situada en Cromwell Road, en toda su altura levantándose, apoyada sobre sí misma, hasta la impresionante altura de 12 metros y permitiendo a los visitantes convertir su entrada al museo en una envolvente experiencia artística.

 

La destacada presencia de esta Ola de Madera en la entrada del museo, extendiendo su espiral hacia la calle, se ha convertido en la mayor atracción pública del Festival de Diseño de Londres de este año.

 

David Venables, Director Europeo de AHEC e impulsor del proyecto, cree que «ahora es el momento para que el roble rojo» – una frondosa estadounidense abundante e infrautilizada – «revele todo su poder, tanto literal como metafóricamente».

 

El roble rojo es una especie abundante en los bosques estadounidenses en los que representa el 30 por ciento de todas las frondosas en pie. Sin embrago, a pesar de esta gran disponibilidad y de la fuerte demanda de roble en los mercados europeos, el roble rojo todavía tiene que posicionarse como una elección posible para arquitectos y diseñadores.

 

Venables opina que esto es algo que está a punto de cambiar: «Confiamos en que el alto nivel y la gran visibilidad de este proyecto marquen un punto de inflexión, modificando las percepciones y demostrando las extraordinarias propiedades y características estéticas de esta frondosa. Creemos que el consumo en Europa es relativamente reducido debido a la falta de familiaridad y conocimiento del potencial de esta especie. El color del roble rojo, más intenso y con tonos rojizos, es marcadamente diferente al de los robles blancos y creemos que ésta es probablemente su mejor baza. Para Amanda Levete de AL_A, la apariencia y el color del roble rojo fueron dos aspectos clave para decidir aceptar el encargo. Los tonos cálidos del roble rojo proporcionan el contraste necesario con la piedra de color claro del arco de la entrada, un efecto que hubiera sido difícil de conseguir con una madera más pálida. Pero las ventajas del roble rojo no sólo han convencido a la arquitecta, ya que cientos de transeúntes se han detenido para preguntar a los contratistas de qué especie de madera se trata y comentar su color».

 

Para Cowley Timberwork, la «experiencia con el roble rojo» ha sido decididamente positiva. En muchas ocasiones han comentado la extraordinaria calidad de la madera recibida y su buen comportamiento al trabajarla, darla forma y encolarla. También les impresionó el sencillo y efectivo tratamiento con aceite (aceite estabilizador Osmose con biocida) que proporciona, en un solo proceso, protección y un gran acabado impermeable.

 

El comportamiento estructural del roble rojo estadounidense ha superado con creces todas las expectativas. Ofrece una extraordinaria resistencia para su peso y los ingenieros de Arup señalaron que, gracias a ello, el diseño pudo ser extremadamente delicado y eficiente.

 

También ayudó el hecho de que como resultado de un proyecto de ensayos realizado por AHEC y el Building Research Establishment (BRE) hace algunos años, en el que también participó Arup, los valores de diseño para el roble rojo estuvieran disponibles y publicados en el Eurocódigo 5, una información enormemente valiosa en la etapa de diseño.

 

David Venables añade para concluir: «Hemos contado con un gran apoyo por parte de varios miembros de AHEC que donaron la madera y estamos encantados de que el Embajador de los Estados Unidos en el Reino Unido, el Sr. Louis B. Susman, haya podido unirse a nosotros en el acto de inauguración y nos ayude a promover el uso del roble rojo en nombre de la industria estadounidense de la madera de frondosas. Éste es sin duda un gran proyecto y hay que subrayar que el compromiso, la energía y el entusiasmo de todos los socios han sido extraordinarios. No ha estado exento de dificultades, pero AL_A, Arup, Cowley, el Festival de Diseño de Londres, el Museo Victoria y Albert y otros muchos que han tomado parte en él, han mostrado en todo momento la determinación de llevarlo a buen término. Todos hemos aprendido mucho de la experiencia y hemos creado un ejemplo único que servirá de inspiración a todos aquellos que deseen diseñar con madera».

 

AHEC quiere dar las gracias a los ocho productores de madera de frondosas estadounidenses y miembros de AHEC que donaron el roble rojo suficiente para llenar un contendedor de transporte: Bingaman & Son Lumber, Coulee Region Hardwoods, Fitzpatrick & Weller, Frank Miller Lumber, Hermitage Hardwood Lumber Sales, Matson Lumber, Northland Forest Products y Pike Lumber.