lunes , 27 de mayo de 2019

Tienen mucho que aportar a la edificación sostenible, por su bajo impacto ambiental y su ciclo de vida.


«Piedra, papel o madera… Materiales de origen natural en la edificación sostenible», fue el título de la jornada organizada por el Green Building Council España (GBCe) en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, celebrada este pasado miércoles, y cuyo objetivo era promover entre los profesionales de la edificación el uso de materiales de origen natural como la madera, la piedra o la arcilla.

Entre otras cuestiones, los participantes se preguntaron ¿cómo distinguir los productos hechos con material natural de origen sostenible? ¿cuáles son sus ventajas? ¿existen los materiales en peligro de extinción? ¿qué soluciones constructivas hay que permitan una producción a gran escala? ¿van los materiales naturales necesariamente ligados a un sobre coste de la obra?

Los materiales de origen natural tienen mucho que aportar a la edificación sostenible, por su bajo impacto ambiental y su ciclo de vida. Es importante, sin embargo, conocer su origen, y utilizarlos aprovechando al máximo sus prestaciones y respetando el equilibrio natural en cuanto a explotación de los recursos.

Los ponentes coincidieron en la importancia que tiene y tendrá «formar al consumidor» y, por supuesto, «que se implique la Administración», en el objetivo de preservar el medio ambiente y aprovechar los recursos próximos (incluso locales), si la meta es construir y rehabilitar de una forma sensata y sostenible.

MESA REDONDA

Emilio Miguel Mitre, responsable de Relaciones Internacionales de GBCe, actuó como moderador en una mesa redonda en la que participaron, además de Gonzalo Anguita, el arquitecto Josep Bunyesc, especialista en viviendas pasivas y bioconstrucción con consumo energético casi nulo, quien mostró y explicó a los asistentes una serie de edificios realizados recientemente con materiales de origen natural; tanto de obra nueva como de rehabilitación, Blanca Sabater, CEO de EcoClay, una empresa de revestimientos naturales a partir de arcillas de Teruel e Isabel Fernández, experta en piedras naturales de la firma Cupa Stone.

 

De izquierda a derecha Blanca Sabater, Josep Bunyesc, Emilio Miguel Mitre, Gonzalo Anguita e Isabel Fernández.

 

«Los materiales de origen natural son los materiales ideales para practicar una economía circular –apuntó Isabel Fernández-. Por una edificación eficiente y sostenible, hemos de apostar por materiales que reducen al máximo la contaminación en sus procesos de extracción y transformación, que contribuyen por sí mismos al ahorro energético en los edificios, que favorecen el aislamiento térmico y acústico y que son seguros frente a los incendios. Este es el futuro de la construcción».

Aunque existen soluciones constructivas que, necesariamente, son más caras que las convencionales por sus altas prestaciones, como advierte Blanca Sabater, «no es cierto que comporte un sobre coste trabajar con materiales naturales -observa Josep Bunyesc-, porque hacemos edificios que ahorran e incluso generan más energía de la que consumen, logrando así un balance energético positivo. Si, además, empleamos madera, piedra o arcilla de proximidad, optimizamos la huella de carbono, el ciclo de vida y también los costes de las obras».

Gracias a un acuerdo de colaboración, GBCE y el COAM han desarrollado conjuntamente un ciclo de jornadas de sostenibilidad, entendiendo que es una de las temáticas que más interés suscitan tanto a los arquitectos como a otros profesionales como ingenieros, aparejadores, decoradores, interioristas o diseñadores.

 

LA MADERA Y SU FUTURO EN LA CONSTRUCCION

Gonzalo Anguita, Director Ejecutivo de FSC España.

El atractivo de la madera es tendencia creciente en recubrimientos y decoración, pero su aceptación como material en estructuras constructivas resulta todavía escasa en España a pesar de ser un país eminentemente forestal. FSC España, a través de su director ejecutivo Gonzalo Anguita, explicó a una treintena de arquitectos madrileños la importancia de volver a utilizar madera en la construcción como material más barato, eficiente, duradero y ecológico que el hormigón o el acero.

“En un momento de lucha contra el cambio climático y nuevas exigencias de sostenibilidad, ahorro y confort, la vuelta a la madera supone toda una revolución constructiva dado su bajo impacto ambiental siempre que ésta proceda de bosques bien gestionados”, señaló Gonzalo Anguita, director ejecutivo de FSC España.

El atractivo de la madera es tendencia creciente en recubrimientos y decoración, pero su aceptación como material en estructuras constructivas resulta todavía escasa en España a pesar de ser un país eminentemente forestal. Una reciente encuesta realizada por FSC, con ayuda de la STTC (European Sustainable Tropical Timber Coalition), entre arquitectos y otros técnicos de la construcción, confirma el interés de los profesionales españoles por mejorar sus conocimientos del producto. También por desmitificar conceptos erróneos que permitan utilizar más este tipo de materiales sostenibles, como ya se hace en el resto de los países europeos.

“Es necesario acabar con los fantasmas que señalan a la madera estructural como un material caro, poco duradero y que se quema con facilidad, cuando todos los expertos coinciden exactamente en lo contrario, su precio bajo, alta durabilidad y baja inflamabilidad frente al hormigón o el acero”, afirmó Gonzalo Anguita. A su sostenibilidad, versatilidad, trazabilidad medioambiental, calidez y confort se unen unas extraordinarias propiedades estructurales que, asegura el director ejecutivo de FSC España, “la convierten en el material constructivo estrella del siglo XXI”.

Gracias al avance en su tecnología, podemos encontrar en el mercado productos técnicos de madera para la construcción

El arquitecto Josep Bunyesc.

Josep Bunyesc defiende la construcción con madera con numerosos argumentos a su favor. Entre ellos, la corta duración de los procesos de fabricación y montaje, la posibilidad de aprovechar los materiales próximos (incluso la madera local) y las ventajas que este material aporta a la hora de plantear una arquitectura eficiente; sostenible y centrada en el ahorro de energía.

Gracias al avance en su tecnología, podemos encontrar en el mercado productos técnicos de madera para la construcción, con unas capacidades mejoradas y con todas las ventajas inherentes al material. Entre estas ventajas están que se trata de un buen aislante térmico y acústico, es un material ligero pero de alta resistencia; no en vano tiene la misma resistencia que el acero, en relación a su peso. Debido a esta ligereza y a su flexibilidad, es también un material sismo resistente, ya que absorbe el movimiento sísmico sin colapsarse. A todo esto hay que añadir su resistencia al fuego, y su rapidez y facilidad de transformación y manipulación, lo cual permite la realización de las obras con rapidez, y en seco.

 

Emilio Miguel Mitre, Responsable de Relaciones Internacionales de GBCe, moderó la mesa redonda en la Galería de Materiales del COAM.

 

FSC

FSC ha certificado más de 196 millones de hectáreas de bosques en 82 países, a partir de un modelo de gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficioso y económicamente viable. El número de bosques certificados en España con el sello FSC ha crecido en los últimos cinco años a un ritmo interanual del 12 por ciento anual en superficie y de un 15% en certificados de cadena de custodia (CdC). En total hay 261.496 hectáreas de bosque certificado FSC y 903 certificados de cadena de custodia.

«El prescriptor conoce cada vez más la madera certificada -asegura Gonzalo Anguita, quien informó a los arquitectos reunidos en el COAM que se está trabajando día a día en garantizar el origen y la legalidad de la madera importada; también de la madera tropical-. Y valora necesariamente parámetros como la huella ecológica y el ciclo de vida de los materiales que selecciona para sus proyectos. La certificación de materiales, productos y empresas es algo básico de cara a cumplir el objetivo 2020 sobre clima y energía».

«El prescriptor conoce cada vez más la madera certificada»

«Queremos ayudar a los profesionales a utilizar madera sacando el máximo partido a todas sus características físicas y propiedades, y a que comprendan la necesidad de usar más madera en la construcción -concluyó el Director Ejecutivo de FSC España-. Seamos corresponsables con la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo constructivo, cimentado en el uso de materiales renovables, extraídos de la Naturaleza de una manera social y ambientalmente respetuosa, para que nuestro desarrollo humano también lo sea con el planeta».

Usar madera es también traer la ecología a casa, almacenando CO2, y contribuyendo a luchar contra el cambio climático.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.