Advertisement

Piezas de madera únicas y exclusivas, en LA CREARTECA

Lonchas de olivo, encina y nogal, esculturas, mesas, encimeras…

LA CREARTECA es un proyecto de David Martín; un hombre emprendedor, creativo y apasionado de la madera, que recupera troncos de madera, en su mayor parte centenarios, que se van a pudrir o van al fuego, para realizar con ellas piezas decorativas únicas y exclusivas.

“Es un proyecto que tenía en mente hace ya unos años, y finalmente me he decidido”.

Con una sierra LT 10 de WOOD-MIZER, David “lonchea” troncos de olivo y encina, principalmente. Vende las lonchas directamente, a quienes desean transformarlas y acabarlas en su propio taller, o bien fabrica con ellas mesas, lavabos, encimeras… y las muestra en su exposición permanente de la calle Electrodo 24, en Rivas-Vaciamadrid.

Los principales clientes de LA CREARTECA son decoradores y arquitectos que buscan piezas naturales y singulares para sus proyectos, y también particulares enamorados de la madera, que encuentran en la exposición el toque ideal para un espacio de su hogar o su oficina.LACREARTECA_3

LA NATURALEZA MANDA

“Si detecto una pieza de madera que directamente me transmite algo, la transformo en una escultura”, explica David Martín. Observador meticuloso y constante, el olivo, el nogal, la encina o el cerezo son para David fuente de inspiración permanente.

LACREARTECA_6“Veo un trozo de madera y ya estoy pensando qué puedo hacer con él -comenta-. En realidad es la propia madera la que me dirige. Veo la veta, la composición y según voy cortando voy dándole vida. Una pieza puede permanecer inacabada un tiempo, por las diferentes formas que va adquiriendo. No planifico ni busco nada; simplemente, voy trabajando y viendo lo que me va sugiriendo. La madera se va emocionando, conforme la cortas…”.

Para realizar su trabajo, David eligió el modelo LT10 de WOOD-MIZER. “Me interesaba una máquina manual, y no automática, porque no siempre troceo el tronco; a menudo me detengo y echo para atrás, para continuar de otra manera”.

Hace años que David Martín conocía los aserraderos portátiles de WOOD-MIZER. “Es una gran noticia que HERSAN distribuya y preste servicio técnico a quienes queríamos una de estas magníficas sierras -concluye-. Para realizar este trabajo no sirve cualquier sierra de cinta. La WOOD-MIZER es asequible y práctica, pequeña pero muy robusta, sencilla de usar y a la vez segura. La herramienta se comporta bien, a pesar de la extraordinaria dureza de la madera que utilizo”.

 

LACREARTECA_4

 

UN PROCESO MINUCIOSO

LACREARTECA_5El producto que ofrece LA CREARTECA es difícil de encontrar, por la dificultad de su elaboración. David deposita las trozas de madera en el exterior, para que se aireen. Muchas son raíces que llevan más de cinco años extraídas del suelo.

Cuando selecciona una, para conseguir de ella una “pieza única”, la sanea a fondo, realizando una limpieza con una hidro limpiadora. “Es importante retirar toda la tierra y piedras que pueda llevar esa raíz, porque si no la herramienta de la sierra sufre mucho o se rompe”, explica.

LACREARTECA_9Con una motosierra, procede a realizar unos primeros cortes “para nivelar”. A continuación hay que continuar desbastando la superficie, al máximo, con fresas y lijas especiales.

Hecho esto, ya dispone de una pieza preparada para lonchear o simplemente rematar en la sierra de WOOD-MIZER.

Las piezas cortadas son finalmente lijadas, pulidas y aceitadas. Serán productos terminados por David. Algunos tal como quedan, otros embutidos en resina, para hacerlos prácticos en forma de repisa, tapa de mesa o encimera. O bien serán lonchas de madera de una extraordinaria calidad y belleza, para que las transforme o adapte a su producto un tercero.

 

LACREARTECA_8