AIDIMA investiga una tecnología de control en línea de emisión de formaldehído para tableros

El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines desarrolla, junto a seis socios europeos, una nueva tecnología basada en un sensor para controlar en la misma línea de producción el contenido de formaldehído de los tableros y derivados.

El proyecto de investigación, denominado «Desarrollo y adaptación de un nuevo sistema de medida de la emisión de formaldehído de tableros derivados de la madera, en línea», está financiado por los Fondos FEDER, y el IMPIVA (Instituto para la Mediana y Pequeña Empresa Valenciana).

 

El control de este gas por parte de las autoridades competentes en cada país es uno de los aspectos más restrictivos en el ámbito productivo del sector de los productos derivados de la madera.

 

Desde hace tiempo la emisión de formaldehído por parte de los tableros y productos que los contienen se encuentra bajo el control de multitud de legislaciones, exigiendo cada vez valores más bajos de emisión, al tiempo que las prestaciones mecánicas y de estabilidad deben mantenerse.

 

Esto ha provocado que los fabricantes de resinas formuladas con formaldehído, así como los fabricantes de tableros, hayan tenido que realizar un gran esfuerzo de investigación, y continúen en ello, donde la intervención de AIDIMA ha sido necesaria en numerosas ocasiones para equilibrar estas dos cuestiones, en principio contrapuestas.

 

El gran requisito que disparó todas las alarmas fue la ampliación de la legislación en el estado norteamericano de Californiana relativa a la emisión de formaldehído (Airborne Toxic Control Measure to Reduce Formaldehyde Emissions from Composite Wood Products, ATCM), que establece límites muy bajos aplicables a los tableros derivados de la madera.

 

En la actualidad se plantea que esta legislación sea de alcance nacional y no sólo estatal en aquel país. Junto con dicha ley han ido apareciendo otras, especialmente en Francia, relativas también a la emisión de COV (compuestos orgánicos volátiles).

 

Una vez conseguidos estos límites bajos de emisión de formaldehído, junto con adecuadas prestaciones por parte de los tableros, hay que lograr que este control sea lo más fiable posible y a tiempo real, es decir, que el fabricante pueda conocer, en virtud de determinadas mediciones en línea, la emisión de formaldehído que alcanzará el tablero cuando se determine en condiciones normalizadas y de acuerdo con las diferentes leyes.

 

Éste es justo el objetivo del presente proyecto, que incluye el desarrollo y adaptación de un sensor basado en una tecnología novedosa para este campo, en el que participan diferentes laboratorios europeos y empresas que aportan tecnología de equipamiento.

 

La finalidad última del proyecto es poder determinar la emisión de formaldehído durante la fabricación del tablero, relacionándolo con distintos parámetros del proceso y características de los materiales, lo que permitirá prever el nivel de emisión en uso, con una disminución importante de lotes rechazados.

 

AIDIMA no sólo está reconocida por diferentes organismos para la certificación del contenido y emisión de formaldehído, así como para el mismo proceso por parte de la ATCM, sino que también investiga activamente para facilitar a los fabricantes el cumplimiento de las legislaciones que las administraciones van incorporando para proteger el ambiente y la seguridad del usuario.