HOMAG esquiva la crisis potenciando su servicio técnico

Tomando el ejemplo de Canadá, el grupo alemán está logrando desarrollar y expandir su segmento de servicios incluso durante la crisis económica.

 

El Grupo HOMAG está sobrellevando la grave situación de crisis económica mundial por encima de la media de la industria. Esto es debido, sin duda, no sólo a su amplia cartera de clientes y a su sólida base financiera, sino a una gama de productos innovadores, a la calidad de su asistencia técnica y, sobre todo, a su presencia global en el mercado.

 

HOMAG está representada en todos los mercados importantes del mundo, lo que le permite responder selectivamente a las peculiaridades locales que tienen lugar en las diferentes regiones del planeta.

 

Tomando el ejemplo de Canadá, el grupo alemán ha realizado un enfoque individual a las circunstancias de ese mercado local, y está logrando desarrollar y expandir su segmento de servicios incluso durante la crisis económica. Para salvaguardar el crecimiento también en los mercados de futuro, HOMAG está concentrando la inversión en China y la India, implementando una senda estable de crecimiento.

 

Canadá, la crisis como una oportunidad

 

El colapso del banco Lehman Brothers en septiembre de 2008 se considera a menudo como el comienzo de la caída financiera y económica mundial. Pero Estados Unidos ya estaba en recesión desde comienzos de ese año, y vivimos una severa crisis de la que Norteamérica no se ha recuperado totalmente.

 

La situación es algo más positiva en Canadá. A diferencia de la situación en la mayoría de los países industrializados, los mercados financieros en Canadá no tienen que lidiar con pérdidas y amortizaciones de miles de millones de dólares. Sin embargo, la economía canadiense se centra en gran medida en el mercado de los EE.UU. de América, y la actual desaceleración del consumo de los norteamericanos ha colocado a algunas grandes empresas de Canadá bajo amenaza.

 

HOMAG sintió pronto los efectos de esta desaceleración, especialmente en el negocio de la producción industrial, y cambió el foco de su actividad hacia el segmento de los servicios.

 

A pesar de una caída significativa en los ingresos por ventas en el sector industrial, HOMAG Canadá todavía logrado devolver resultados positivos antes de impuestos en 2009, y a mediados de 2010 ya había logrado superar un ambicioso objetivo para todo el año. Una tercera parte de las ventas se generaron en los servicios de alto margen.

 

«A diferencia de nuestros competidores, que respondieron a la crisis con el despido de trabajadores y la reducción de la producción, nosotros hemos sido capaces de conservar a todo nuestro personal y de invertir en servicio y postventa -afirma Christian Vollmers, director de la filial de HOMAG en Canadá-. Incluso hemos reforzado nuestro equipo con nuevos técnicos y especialistas, y hemos ampliado nuestra infraestructura para la reparación de maquinaria. También hemos añadido nuevos servicios, como el seguro de avería de la máquina o un programa de copia de seguridad que permite a nuestros clientes blindar sus bases de datos. Parte de la formación necesaria para mejorar el servicio técnico se llevó a cabo en Alemania. Y el tiempo nos ha dado la razón.»

 

Esta estrategia sitúa al grupo alemán en la ‘pole position’ de cara al momento de la recuperación. «Somos más eficaces para hacer frente a las necesidades del mercado, más de cerca -señala Christian Vollmers-. Una máquina es tan eficiente como la red de servicios que existe detrás de ella.»

 

La competencia y calidad de los servicios concentrados en el Grupo HOMAG en Alemania, y aplicados localmente a través de las filiales como la de Canadá, han otorgado a la prestigiosa firma germana una ventaja competitiva decisiva. En América del Norte, el servicio es ya uno de los principales factores de éxito.