Powermat 2500 de WEINIG: cepillar y perfilar con perfección absoluta

Fuerza de sobra. Máxima comodidad de manejo. Tiempos de ajuste cortísimos. Un máximo de flexibilidad. Superficies perfectas a velocidades de avance de hasta 200 m/min.

 

Con la Hydromat 22 B de WEINIG, en el año 1978 comenzó una nueva era del cepillado y perfilado. Ahora, algo más de 30 años más tarde, la Powermat 2500 continúa esta tradición y extiende considerablemente, una vez más, los límites de lo factible.

 

Comodidad

 

Mediante una pantalla táctil, claramente dispuesta, de dimensiones generosas y un inteligente sistema de mando, Vd. puede dirigir perfectamente y con toda facilidad la enorme fuerza de la Powermat 2500. La unidad de mando adicional, dispuesta en el interior de la cabina y desplazable de forma flexible, ofrece en todo momento una perfecta visión de conjunto justo de aquellos lugares en los que en ese momento necesita tenerla. Nunca antes había sido posible ajustar una moldurera de forma tan rápida, sencilla y cómoda.

 

Flexibilidad

 

Los rodillos de avance de la Powermat 2500 transforman de forma segura y precisa la enorme fuerza de las unidades en rendimiento de avance. Gracias a la unidad de avance recién diseñada, desplazable y ajustable flexiblemente, es posible ajustar la máquina más rápida y fácilmente que antes a nuevas anchuras, sin tener que realizar los molestos trabajos de reequipo y atornillado. Flexibilidad que ahorra tiempo.

 

Sencillez

 

Es posible cambiar las sólidas herramientas Powerlock de alta velocidad de la Powermat 2500 con rapidez y de forma muy sencilla. Además, la máquina incorpora un sistema de elevación que se encarga del cambio de herramienta sin esfuerzo y de forma segura, en el lugar apropiado.

 

Seguridad

 

Todo está bien envuelto, para garantizar un grado máximo de seguridad y de protección contra el ruido. La Powermat 2500 está totalmente revestida.