Desde los materiales naturales al Hi-Tech, el mueble del 2023 emerge en SICAM

El mobiliario se fabricará principalmente con materiales sostenibles.

SICAM se ha consolidado como la cita del año en que las empresas del mueble deciden cuáles serán las tendencias de la próxima temporada comercial, las tendencias que veremos plasmadas en las ferias internacionales de la próxima primavera. Las que podemos considerar emergentes para el 2023 se caracterizan por dos elementos clave: la sostenibilidad y la funcionalidad. El cambio en los estilos de vida, de los que hemos sido testigos por doquier en los dos últimos años, ha puesto de relieve una nueva búsqueda del bienestar personal para la que el hogar se ha convertido en un lugar de refugio seguro y cómodo, en el que encerrar lo mejor de la vida.

El mobiliario se fabricará principalmente con materiales sostenibles, en respuesta a la creciente conciencia sobre los problemas medioambientales y la necesidad de reducir los residuos. Las personas intentan proyectarse, cada vez más, en un ambiente relajante y la madera es, por lo tanto, un material muy apreciado, gracias a sus extraordinarios tonos naturales y a las sensaciones que puede ofrecer.

También contamos, junto con la madera, con otros materiales considerados sostenibles por definición como el bambú, el corcho y la lana. Otra tendencia es que los muebles también se fabricarán con algunos de los tejidos más inusuales, en respuesta a la creciente tendencia de «upcycling», la reutilización creativa y el deseo de crear elementos de fuerte distinción.

Entre los componentes fundamentales que caracterizan las tendencias de mobiliario del 2023, se debe reservar un lugar destacado para el Hi-Tech: pensamos naturalmente en la domótica y el estilo de mobiliario que se deriva de ella. Desde hace años, la tecnología se ha apoderado y se ha convertido en parte integrante de nuestros hogares, que se han vuelto cada vez más inteligentes.

Los hogares están cada vez más conectados, para ofrecer una experiencia de comodidad y practicidad cada vez más personalizada. Y los sistemas automatizados que sirven tanto para simplificar la vida de las personas que viven allí como para minimizar el consumo, están cada vez más extendidos e instalados en los hogares modernos.

Pero volviendo a la esencia de las cosas y a la belleza de la naturaleza, no se puede dejar de echar un vistazo también a ese «futuro» representado por las tecnologías más modernas en cuanto a electrodomésticos y sistemas de iluminación. Los mismos muebles «Hi-Tech» son muy característicos: elegantes, contemporáneos y, a menudo, casi futuristas. Los muebles son inteligentes y suelen estar hechos de materiales innovadores, y en cuanto a los colores, los predominantes son los neutros (blanco, negro, gris). 

Amueblar con tecnología y estilo Hi-Tech significa, en pocas palabras, ceñirse a las características de un estilo ultramoderno, que en cierto modo también puede parecer aséptico, y elegir geometrías limpias y ordenadas. Una tendencia ciertamente actual, que SICAM 2022 ha mostrado, con numerosas propuestas innovadoras y extraordinariamente elegantes.