El mercado español del mueble de oficina recupera el ritmo previo a la pandemia

Con unas ventas en 2021 de 305 millones de euros, un 13% más que el ejercicio anterior.

Tras el parón experimentado en 2020 y consecuencia directa de las restricciones y el cierre temporal de muchas oficinas, el sector español del mueble de oficina volvió a la senda del crecimiento de dos dígitos durante 2021. Así, tras la caída del 24% registrada en 2020 con la irrupción de la pandemia, el valor de las ventas del mercado de mueble de oficina español alcanzó los 305 millones de euros en 2021, un 13% por encima de la cifra del año anterior.

Entre las causas de esta mejora, cabe citar la recuperación de la inversión empresarial y del gasto público, así como la progresiva relajación de las restricciones para hacer frente a la pandemia y la vuelta al trabajo presencial. Una cifra que invita al optimismo, pero todavía lejana a las cifras de 2019, cuando se contabilizaron unas ventas superiores a los 355 millones de euros.

Esta es una de las principales conclusiones extraídas del Estudio Grandes Cifras del Sector de Mobiliario de Oficina 2022 elaborado por la Comisión Research y Formación de IFMA España, capítulo español de la International Facility Management Association. Se trata de una radiografía de la situación actual de las empresas de Sector de Mobiliario de Oficina a nivel nacional y recoge datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), de los Fabricantes Asociados de Mobiliario y equipamiento general de Oficina y colectividades (FAMO) y del Observatorio Sectorial DBK.

UNA REDUCCIÓN EN LAS EXPORTACIONES

En lo que a magnitudes se refiere el Estudio Grandes Cifras del Sector de Mobiliario de Oficina 2022 contabiliza 85 empresas y 3.500 empleados. Se trata de un sector con un del tamaño empresarial medio y con una notable y creciente concentración de la oferta. Lo que se refrenda con un dato: las cinco principales empresas reunieron en 2021 el 42% del valor de las ventas en España, en tanto que las diez primeras alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 58%, lo que supone un incremento en más de dos puntos porcentuales en los dos últimos años.

Las exportaciones se situaron en 231 millones de euros, lo que supuso una disminución del 4%, causada por el marcado retroceso del segmento de mobiliario de madera. Las importaciones, por el contrario, experimentaron un sensible crecimiento, del 54%, alcanzando un máximo histórico de 210 millones de euros.

En particular, destaca el incremento de las importaciones procedentes de China, que se duplicaron respecto al año anterior, pasando a suponer más de la mitad del total. En cuanto a subsectores, las ventas de tabiquería desmontable experimentaron un aumento del 21%, notablemente superior al del conjunto del mercado, tras sufrir el de mayor retroceso en 2020. Por su parte, tanto el segmento de mobiliario como el de sillería contabilizaron incrementos en torno al 12%.

El estudio elaborado por IFMA España se aventura a señalar que para 2022 se van a superar los 400 millones de euros de facturación; lo que es una muestra del marcado dinamismo sectorial a corto plazo. Aun así faltará ver cómo le afecta el deterioro de la recuperación económica posterior a la crisis sanitaria, la incertidumbre respecto a la evolución del empleo, los posibles rebrotes de coronavirus y sobre todo las tensiones geopolíticas con origen en el este de Europa que hacen prever una desaceleración de su ritmo de crecimiento.

INTERNACIONALIZACIÓN, SOSTENIBILIDAD, INNOVACIÓN Y DIGITALIZACIÓN, LOS RETOS DEL SECTOR

Al igual que en todos los documentos de Grandes Cifras que elabora la Comisión de Research y Formación de IFMA España, las Grandes Cifras del Sector de Mobiliario de Oficina 2022 cuenta con opinión de un experto. En esta ocasión es Carlos Leal, Presidente de Fabricantes Asociados de Mobiliario y equipamiento general de Oficinas y colectividades (FAMO).

Parar Carlos Leal, “en los dos últimos años, a la difícil coyuntura económica mundial, se añadió también el hecho de que esta pandemia llevó a los trabajadores fuera del mercado de este sector, las oficinas. Y este traslado ha revolucionado el propio concepto y el uso de la oficina”. Para el Presidente de FAMO, los retos de un sector que “repunta tras la pandemia” pasan por la “internacionalización, sostenibilidad, innovación y digitalización”; y para afrontarlo, las empresas del sector están “prestando atención prioritaria a los nuevos instrumentos para acercarse a sus clientes, como el comercio electrónico y los Marketplace, y a su digitalización para convertir al sector en un referente en la estrategia de Industria 4.0”

Se dan también ciertas preocupaciones como las importaciones de producto de bajo coste y/o la dependencia de importaciones de materia prima y el elevado coste energético. Para Carlos Leal, “desde FAMO, lo importante no es sólo el nivel de recuperación si no las expectativas que se abren de cara al futuro ya que el espacio de trabajo está viviendo una verdadera revolución impulsada por la digitalización y los nuevos modelos de trabajo híbridos y en remoto”.

Para el Presidente de esta asociación, “estas nuevas formas de trabajo abren nuevas posibilidades a todas aquellas empresas del sector mobiliario y equipamiento de oficinas capaces de abordar la innovación necesaria para desarrollar nuevas soluciones acordes con la evolución de las dinámicas de trabajo”.