El sector francés del mueble destaca la valía del diseño español

Entre las cuestiones mejorables, los profesionales franceses señalan “una mayor notoriedad de las marcas españolas presentes, ya que aún son demasiado desconocidas”.

 

El Consorcio Escuela de la Madera de la Junta de Andalucía (CEMER) ha elaborado un estudio de mercado sobre el sector del mueble en Francia en el que los profesionales franceses reconocen como aspectos positivos de los productos españoles «el diseño, así como el buen posicionamiento de determinados productos, como los armarios en persiana».

 

El estudio también pone de manifiesto los segmentos de interés a los que pueden dirigirse las empresas españolas del sector; entre ellos, «el del mueble de hogar de gama media y alta, (comedor, mueble tapizado, mueble de cocina) y el sector del mueble de oficina, ya que en este último caso Francia no cuenta con muchos fabricantes».

 

Entre las cuestiones mejorables, los profesionales franceses señalan «una mayor notoriedad de las marcas españolas presentes, ya que aún son demasiado desconocidas, así como una mayor oferta de mueble moderno más allá de la gama alta donde hay marcas españolas».

 

Según este estudio de mercado desarrollado por CEMER, una de las condiciones principales para estar presente en el mercado francés de forma exitosa es hacer visible la marca a través de múltiples canales (publicidad, ferias, eventos, etc.) y contar con los contactos iniciales adecuados, cuyas redes permitan acceder a clientes destacados.

 

Para lograr este último objetivo, el informe señala como indispensable el hecho de que las empresas españolas cuenten con «una estructura productiva que permita abastecer el mercado francés, o algunas regiones concretas, y no simplemente derivar un excedente de producción existente».

 

En un escenario donde además se valora la rapidez en la fabricación y la entrega, la capacidad productiva y el compromiso con el mercado son también condiciones fundamentales para el éxito en la entrada.

 

CEMER señala como medida importante a este respecto la necesidad de disponer de un socio local. En este sentido se señala que incluso las empresas situadas en regiones próximas a la frontera francesa gestionan sus clientes en Francia a través de un intermediario francés, con el fin de que los clientes perciban el compromiso de la marca con este mercado.

 

Para realizar este proceso de entrada y establecimiento en el mercado francés, CEMER recomienda que se puede establecer, como norma general, un periodo medio de tres años para consolidar el proyecto. Dentro de este periodo, un primer año se destinaría a dar visibilidad a la marca y conseguir un contacto local óptimo. El segundo año se orientaría a conseguir que dicho socio local posicione la marca entre su red de empresas clientes, obteniendo así los primeros pedidos significativos. Por último, el tercer año serviría para fortalecer la confianza de los clientes y conseguir, en consecuencia, pedidos de mayor relevancia.

 

Evolución del mercado francés

 

El estudio elaborado por CEMER muestra que Francia es el cuarto consumidor europeo del mueble de hogar, después de Alemania, Reino Unido e Italia, con un 12% del total de la demanda europea.

 

Según datos aportados por el sector de la industria del mueble en Francia, concretamente por la Unifa (Industries Francaises de l´Ameublement), la evolución de la producción de mobiliario en los diez primeros meses de 2008 ha descendido un 5,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. La industria del mueble constituye un 1,7% del sector industrial francés y alcanza una cifra de negocio anual de 8.740 millones de euros. Este tejido empresarial está compuesto por más de 18.000 empresas que dan empleo a cerca de 82.000 trabajadores.

 

En cuanto a la comercialización y distribución del mueble, cerca del 86% del mercado de distribución del mueble en Francia se encuentra en manos de minoristas especializados. El 42% de éste es distribuido por Grupos de Compra y Franquiciadores (UCEM, Mobilier Européen, MDF, Pem, Gram, Maxiam, etc.) y el 38% por Cadenas de Tiendas de Muebles Independientes (Ikea, Alinéa, Conforama, etc.), lo que indica una red de distribución altamente organizada.