Gestores de Biomasas de Madera exponen sus expectativas de futuro

Sheila Rodríguez, Secretaria General de ASERMA: “Tenemos por delante un escenario de oportunidades: en España hay mucha biomasa, pero necesita ser movilizada y aprovechada»

Con importante presencia de público y las aportaciones de expertos en las diferentes materias, bajo el subtítulo «Expectativas vs. Realidades», se celebró en el Auditorium AXA de Barcelona la 7ª Edición de la Jornada «Logística, preparación y suministro de biomasa para usos energéticos» que organiza de Gestores de Biomasas de Madera Recuperadas, ASERMA, con el apoyo del Instituto Español de Comercio Exterior, ICEX, y de de Empresarios de la Madera, CONFEMADERA, en el marco de su Plan de Exportación de la Madera.

 

Sheila Rodríguez, Secretaria General de ASERMA ha presentado un panorama de la situación actual de la gestión de las biomasas de madera y de la experiencia adquirida a lo largo de las siete ediciones de su jornada de logística y, sobre todo, por las experiencias de las empresas que representa. «Tenemos por delante un escenario de oportunidades: en España hay mucha biomasa, pero necesita ser movilizada y aprovechada, se ha de dar una mayor conciencia social, medioambiental, política e industrial, las Administraciones y los sectores económicos deben seguir apostando por la biomasa para usos energéticos porque así se pondrían en valor los recursos que tenemos. El nuevo PER 2011-2020 y la Ley de Residuos (Ley 22/2011) esperemos traigan un mayor fomento de estos recursos lo que hará necesaria la mayor movilización, mejorando y asegurando la calidad para todos sus usos. Sin embargo la gestión tiene un conjunto de condicionantes que todavía inciden negativamente en el crecimiento del sector: las primas para uso eléctrico son diferentes según los orígenes de la biomasa ¿por qué no una prima única? Entendemos que hay que ayudar a movilizar biomasa para su aprovechamiento con lo cual serían necesarias líneas que mejoren la logística, pero no así primar el consumo en función de lo que utilice. Otro condicionante es la percepción generalizada de que una biomasa es mejor dependiendo de su origen pero esto no está basado en sus características: no hay biomasa mejor sino múltiples biomasas y todas son aprovechables. Veámoslo como una oportunidad y no como un problema. Además han de tenerse en cuenta las posibilidades que ofrece los mencionados condicionantes se suman las cuestiones técnicas y económicas (transporte, clasificación y tratamiento, inversión en las instalaciones y en la maquinaria, etc.). Seguimos esperando el auge real de las plantas de consumo».

 

D. Xavier Elías, Director de la Bolsa de Subproductos de Catalunya, sostuvo que en los países de clima frío la valorización energética con fines térmicos es extraordinariamente importante puesto que el aprovechamiento térmico de la biomasa es muy elevado. La biomasa de madera residual cuenta con fuentes de suministro estables y materia prima de calidad: «la situación de la biomasa residual es más favorable que el de la «virgen» puesto que cuenta con fuentes de suministro más estables y con mayor diversificación y la materia prima es mucho más seca. Su uso podría ser masivo en poco tiempo pues el precio energético es más favorable. Por otra parte el aprovechamiento industrial de las biomasas de madera recuperadas presenta una amplia gama de utilizaciones que van desde la incineración con recuperación de energía a la gasificación pasando por la conversión en combustibles de segunda generación». Otro factor favorable es que, al tratarse de un residuo, el precio es mucho más reducido. Por estos motivos manifiesta que «el aprovechamiento energético de biomasas de madera recuperadas presenta excelentes perspectivas de futuro».

 

Entre las experiencias prácticas, presentó los resultados del proyecto europeo Life+ Best4VarioUse (Best practices and technologies to develop green wastes and residues as raw materials for variants of utilization) en nombre del centro de investigación al que pertenece: Fraunhofer IFF, coordinador de este Life+, en el que participan organismos y empresas de España y Alemania. El objetivo del estudio: identificar las mejores prácticas para el suministro y utilización de los residuos de biomasa de madera. El ponente señaló que la biomasa es una materia prima y fuente de energía con futuro, importante para Europa, países y regiones. Abre oportunidades de desarrollo regional y empresarial pues se puede utilizar como materia prima y/o uso energético. Su demanda está aumentando. Son factores fundamentales para la utilización de la biomasa las adecuadas condiciones (normativas, políticas, ambientales, económicas, y de infraestructuras básicas) para el procesamiento y el suministro sostenible y económico. Para finalizar hizo algunas recomendaciones aplicables a nuestro país: priorizar la planificación como factor de éxito, tomar decisiones basadas en el aspecto comercial, formar redes de trabajo, aprovechar métodos comprobados, formar al personal, aprovechar las tecnologías de la información, cultivar y pensar siempre en el cliente.

 

La utilización de la biomasa en sistemas de elevada eficiencia energética fue presentada por D. Poveda, del Grupo Nova Energía, líder en España en soluciones de alta eficiencia energética con biomasa. Ofrece calderas compatibles con una gran variedad de biomasas, desde pélets a residuos orgánicos con humedad > 50% e incluso tableros aglomerados. La empresa es especialista en la integración de tecnologías para procesos de agua caliente, agua sobrecalentada, vapor y aceite térmico. Pudiendo producir calor, electricidad, climatización y temperaturas de hasta -30 grados celcius por medio de las máquinas de absorción que también distribuye el Grupo. Grupo Nova Energía dispone de varias instalaciones realizadas en España entre las que destacan varios sistemas centralizados para barrios, instalaciones municipales e industrias. Ejemplos son la Planta de cogeneración ORC por medio de aceite térmico de 1,1 MWe en Cedeira Galicia con combustible biomasa forestal y cientos de instalaciones de similares características en toda Europa.

 

Según Carles Vilaseca, Presidente de Apropellets, «la demanda por la UE de pélets para usos térmicos puede llegar a de Tn en 2020; el mercado del pélet en España está aún en una fase pre-industrial, la demanda de biomasa para su producción es aún poco significativa si nos comparamos con el resto de países de embargo se visualiza una demanda europea creciente para los próximos años en el conjunto de la UE; se espera pasar de 8 Millones de Tn de este último año a 34 Millones de Tn para el 2020 y esto sólo para uso térmico. En cuanto al consumo eléctrico del pélet, si se contempla el paro nuclear en Alemania, la demanda de pélet industrial para usos eléctricos será aún más importante que tiene que jugar un papel significativo en este contexto, el pélet lo permite ya que es un producto de interés internacional. Debemos plantearnos el estímulo de consumo local, con modificaciones del RITE que faciliten la introducción del pélet como combustible y un IVA reducido, todo ello en todas sus variables térmicas y eléctricas sin perder de vista la exportación del producto al mercado europeo: podemos y debemos competir con nuestros vecinos».

 

La generación de energía eléctrica a partir de varios tipos de biomasa es posible y rentable. Así lo demuestra la experiencia presentada por Claudio Miguez, profesor colaborador del IUCA-UCM, después de cinco años de seguimiento de la operación técnico-económica de una Planta para Generación de Energía Eléctrica que originalmente funcionaba a partir de Biomasa procedente de los residuos industriales de la fabricación de puertas, compuesto por dos tipos según su tamaño, serrín y trozos de tablero. La transformación de los equipos para la hibridación permite actualmente, además de los materiales anteriores, utilizar podas y cepas de sarmiento, residuos forestales de desmonte, pino, orujo de aceituna seco, pallets, madera de demolición, troncos provenientes de limpieza de montes, durmientes de ferrocarril etc. Se muestran en esta ponencia las cuestiones técnicas relativas al cambio del sistema de preparación de combustible, la caldera y fundamentalmente los sistemas de combustión adoptando cámaras torsionales y gasógenos, para permitir utilizar diferentes tipos de biomasa pudiendo hibridar y obtener así casi el doble de ingresos por MWh generado. Es posible la extrapolación de la experiencia al resto de plantas de biomasas similares adaptando las calderas cuando éstas lo permiten y vigilando las escorias resultantes.

 

Para esta edición ASERMA contó nuevamente con la colaboración de empresas externas que apoyan cada año la Jornada más otras que se sumaron por primera vez: Ayerbe Plantas Industriales de Secado S.L., Biometsa, S.L. el Grupo Biurrarena, Doppstant, Fransson, S.L., Masias Recycling, S.L. y Regulator-Cetrisa. Y de empresas asociadas: Abornasa, Aslesa, Fresal Innovación, Luis Raso, Remag, Resima y Trans Sabater.


ASERMA agradece a los asistentes y expertos su presencia en este evento, y da la enhorabuena a los ponentes, «que han hecho que la jornada un año más sea un éxito». Así, emplaza a todos para la siguiente Jornada prevista para 2013.