miércoles , 19 de diciembre de 2018

“El cliente exige al almacén calidad en el corte y canteado de tablero y un servicio rápido”.


TABLEROS HUERTAS (TAHUSA) nació en 1981 en un pequeño almacén en Colmenar Viejo (Madrid). En 1992 se traslada a sus actuales instalaciones en el Polígono Industrial La Mina.

En la actualidad Leonardo Huertas dirige un negocio familiar en constante expansión, que ofrece una amplia variedad de productos manufacturados de madera: aglomerado o MDF (sin cubrir, plastificado o rechapado en chapa natural o chapa prefabricada), tableros alistonados de madera maciza, contrachapados, contrachapado fenólico, OSB, puertas, listones, encimeras, cajoneras, frentes de armario… junto con todo tipo de complementos. Entre su clientela se cuentan profesionales del sector de la carpintería, empresas en general y particulares repartidos por toda España peninsular.

Hace ya 10 años que TAHUSA lanzó la web www.tahusa.es donde expone todos sus productos y servicios, incorporando más tarde la tienda on-line www.tahubrico.es a través de la cual los clientes pueden confeccionar y emitir sus pedidos.

“Sin lugar a dudas, nuestros productos estrella son el aglomerado y MDF, ya sea sin cubrir, plastificado y, en menor medida, rechapado”, comenta Leonardo Huertas. “Ofrecemos una amplia variedad de medidas y grosores de tablero, en variedad estándar, hidrófugo e ignífugo, más de 70 colores/diseños de plastificado entre los que elegir, y más de 40 tipos diferentes de chapas naturales o prefabricadas. La amplitud de nuestra oferta es sin duda la clave de nuestro negocio, lo que encuentra el complemento perfecto en el servicio de corte y canteado ”.

 

MEJORAR EL CANTEADO

TABLEROS HUERTAS es consciente de la importancia de contar con la mejor tecnología para ofrecer servicio de alta calidad en el canteado de los tableros, y para ello incorporó el pasado mes de julio una chapeadora de cantos HEBROCK modelo F4 adquirida a MAESMA. “Quedamos impresionados de cómo trabaja esta máquina cuando nos hicieron una demostración – recuerda Leonardo -. Tomamos la decisión de comprarla prácticamente en el acto. Hoy estamos encantados. La máquina es capaz de sacar adelante una cantidad de trabajo ingente. Sin dar un problema, de manera rápida y con un acabado que nuestros clientes valoran y agradecen”.

Los operarios de TAHUSA también están muy satisfechos. Preparan manualmente la altura de entrada de la pieza, según el grueso del tablero, sin necesidad de hacer ningún otro ajuste. “La máquina es muy fácil de usar y no requiere mantenimiento alguno; simplemente limpiarla un poco tras su turno de trabajo”.

“Estamos convencidos que este salto de calidad que hemos dado con la incorporación de la HEBROCK F4 va a suponer un impulso a nuestro negocio, mejorando la imagen con nuestros clientes, atrayendo más clientes, a la vez que optimizando los procesos de transformación en nuestro almacén”.

“El cliente nos exige calidad y rapidez, y ahora nuestra posición en mucho mejor para enfrentarnos a este reto”.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.