HECO exhibió en EGURTEK sus tornillos estructurales Topix-plus modelo CombiConnect

Embutibles y de alta resistencia en la unión.

HECO ha participado en EGURTEK 2022 con el fin de divulgar las distintas opciones que propone la prestigiosa compañía alemana para realizar uniones en grandes edificios de madera, bien sea en CLT o de entramado ligero, así como para las conexiones con el hormigón, algo favorecido por la propia connivencia de ambos elementos.

«Menos herraje, más tornillo». Esa es la propuesta de HECO.

Así, su principal apuesta a día de hoy está en el uso de los tornillos de rosca entera embutibles en base a su alta eficiencia a nivel de resistencia de unión y al hecho de ser embutibles, ya que esta característica incrementa también la resistencia al fuego, según Eloi Preckler, director comercial de la filial de HECO en España. 

Se trata, en concreto, del tornillo estructural HECO TOPIX® CombiConnect – HSI. Un tornillo con una dureza muy especial y un sistema de montaje muy concreto que, tal y como indica Eloi Preckler, «está funcionando muy bien». No obstante, el principal problema con el que reconoce que se están encontrando en el mercado español es la falta de montadores cualificados y de conocimiento de los sistemas de construcción. 

«Creemos que el mercado está evolucionando más rápido a nivel de demanda que a nivel de tecnificación de las personas que deben cubrir dicha demanda», lamenta el director comercial de HECO. «Estamos empleando a ebanistas para realizar el trabajo de carpinteros estructurales, algo que no debería ser así», abunda. 

Y para HECO lo más lamentable es que actualmente «se valora más la relación euros-unidad que euros- kilonewton», por lo que se termina utilizando un 30% más de unidades de tornillos en vez de uno estructural, que tan solo supondría un 10% más de coste pero que, a la par, genera menos carga química, menos carga de CO2 y mejor resistencia al fuego.  

Si bien el calculista calcula y el arquitecto diseña, Preckler se pregunta «qué pasa con la instalación», un problema al que se añade ahora la crisis de abastecimiento de materiales. En HECO observan que, si bien se está reduciendo la emisión de CO2 gracias a la madera, «se está incrementando brutalmente el porcentaje de metal en las edificaciones». En HECO se apuesta por la sustitución de ciertas uniones que hoy se realizan con escuadras y bastantes tornillos, por el uso tan solo de un par de tornillos estructurales. 

«Se trata de técnicas de construcción que se llevan utilizando desde hace mucho tiempo en el norte de Europa pese a que en España aún se está muy por debajo en estos usos». 

Según el director comercial de HECO Schrauben Ibérica , «uno de los grandes problemas que existen en el sector es que lo lideran empresas con un gran presupuesto en marketing, aunque un bajo presupuesto en I+D». 

«No se entiende que el discurso de la innovación lo lleven a cabo empresas que no fabrican sus propios productos sino que son importadoras», exclama. 

Al margen de sus tornillos estructurales, la compañía ha promovido en EGURTEK los anclajes de hormigón con las nuevas versiones. Van actualmente por la versión sexta, con uniones más cortas y de menor diámetro pero mejores prestaciones para aplicar en madera, mejorando también velocidad de trabajo y costes.