domingo , 16 de junio de 2019

Patrocinado por primera vez por PEFC, el premio fue otorgado durante el World Architecture Festival (WAF).


Ante la atenta mirada de los más de 1.000 asistentes al acto, el pasado 5 de diciembre, el jurado del World Architecture Festival (WAF) otorgó el Premio al Mejor Uso de Madera Certificada, un premio que patrocinaba por primera vez PEFC.

El ganador fue el proyecto International House de Sydney, diseñado por Tzannes Architecture y construido por Lendlease con madera contralaminada CLT certificada PEFC y suministrada por Stora Enso.

Con sus siete pisos, International House es un ejemplo de construcción sostenible y el edificio comercial más alto del mundo construido íntegramente con madera certificada por lo que puede almacenar grandes cantidades de carbono. Su fachada está realizada en cristal transparente que permite ver su estructura interior de madera.

 

 

En el edificio se ha aplicado tecnología de intercambio de calor para enfriar los espacios y posee paneles fotovoltaicos en el tejado que generan energía renovable. El uso de elementos prefabricados de madera ha hecho posible la reducción de los residuos en un 25%, en comparación con un edificio convencional.

El Premio al Mejor Uso de Madera Certificada reconoce a arquitectos y proyectos que utilizan madera certificada como principal material de construcción para edificios que destacan por su sostenibilidad, innovación, calidad o estética. 40 arquitectos de más de 20 países presentaron sus proyectos en esta categoría. 9 candidatos preseleccionados presentaron sus proyectos en el festival y fascinaron al público con sus innovadoras construcciones. Además del proyecto ganador, se reconoció a otros dos edificios: Krakani Lumi Camp, de Taylor and Hinds Architects, y la Royal Academy of Music Theatre and Recital Hall, de Ian Ritchie Architects.

 

LA MADERA: UNA NUEVA TENDENCIA GLOBAL

La madera está ganando cada vez más terreno como material de construcción, no solo por sus cualidades constructivas, sino también por sus numerosos beneficios para hacer frente al cambio climático y mejorar la salud. «La madera tiene un efecto muy importante en los seres humanos, tanto psicológica como físicamente», dijo Jonathan Evans, Director de Tzannes. «Reduce nuestra presión sanguínea y ritmo cardíaco y mejora nuestra capacidad cognitiva», añadió.

Según Mark Thomson, arquitecto y miembro del jurado del WAF: «La variedad y diversidad geográfica de los proyectos que han participado ha demostrado que la madera certificada es una tendencia global creciente. Los arquitectos han confiado en la certificación PEFC para demostrar que sus proyectos han sido respetuosos con el medio ambiente y con los bosques y para visibilizar la sostenibilidad de los mismos”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.