Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

“Madera y aislantes naturales combinan a la perfección”

Según Marta Gálvez, gerente de DISTRIBUCIO SOSTENIBLE, estos materiales tienen cada día mayor cabida en la construcción convencional, y no sólo en obras de bioconstrucción.

A la hora de hablar de empresas distribuidoras de aislamientos naturales para la construcción emerge el nombre de DISTRIBUCIO SOSTENIBLE, una compañía que ha apostado y es especialista en aislantes de algodón reciclado, lana de oveja, cáñamo, lino, corcho, fibra de madera o celulosa. Unos materiales que, tal y como reconoce Marta Gálvez, gerente de la empresa y experta en este campo, tienen presente y futuro en el mundo de la arquitectura y la construcción en España.

“Estoy completamente segura de que estos aislantes son el futuro -ha dicho Marta Gálvez a MADERA SOSTENIBLE-. Tienen cada día mayor cabida y acogida en la construcción convencional, y no sólo en obras de bioconstrucción”.

Distribucio_Sostenible_2 Nuestra sociedad se encuentra en un momento de cambio. Somos día a día más conscientes de la necesidad de respetar el medio ambiente y de vivir de forma sana. Entretanto, la arquitectura cambia a un ritmo muy rápido. “DISTRIBUCIO SOSTENIBLE lleva 6 años en el mercado y cuando comencé a visitar arquitectos, puedo asegurar que el desconocimiento acerca de los aislantes naturales era muy grande -afirma Marta Gálvez-. Ahora, los aislantes naturales se ven tanto en proyectos de obras privadas como públicas”.

Madera y aislantes naturales

El segmento de las construcciones en madera apostó desde un principio por este tipo de aislantes.

Combinan correctamente con la madera, de cara a invrementar tanto el aislamiento térmico como el acústico.

“Como en todas las construcciones, el arquitecto tiene que calcular el valor de transmitancia de paredes, cubierta y forjado -explica-. En nuestro caso, con la madera y los aislantes naturales y los gruesos necesarios, conseguimos un valor U muy bajo, de la misma manera que evitamos los puentes térmicos. Lo mismo sucede con el aislamiento acústico”.

“El segmento de las construcciones en madera apostó desde un principio por este tipo de aislantes”

Distribucio_Sostenible_3En sintonía con el Código Técnico de la Edificación, muchos de estos aislantes están certificados. Por ejemplo, la lana de oveja y el algodón reciclado, disponen del Documento de Idoneidad Técnico Europeo DITE y el Marcado CE, pero hay otros que no están certificados y no por ello son de peores características o calidad, “simplemente, por razones económicas no siempre resulta fácil certificar todos nuestros aislantes naturales, aunque sí disponemos de los resultados de ensayos, controles de calidad y estudios de casi todos nuestros aislantes, de sus prestaciones a nivel térmico y acústico”.

Distribucio_Sostenible_6En esta entrevista, Marta Gálvez ha dejado en el aire este planteamiento: “Antes de analizar o defender si los aislantes naturales son aptos para cumplir la normativa vigente, consideraría conveniente que se analizara también si los aislantes actuales sintéticos convencionales han aportado las mejores condiciones de salubridad y el grado calidad deseable a la construcción convencional”.

Numerosos almacenes y también grandes constructoras apuestan hoy por los aislantes naturales, porque tienen claro que “la diversificación de productos es importante”.

Un producto en constante evolución

También el desarrollo y la innovación son una premisa para los aislantes naturales. Así, el departamento de I+D de DISTRIBUCIO SOSTENIBLE trabaja en una línea de “constante investigación” para consolidar los puntos fuertes de estos productos, porque “pretendemos mejorar los procesos de fabricación para que sean aún más eficaces y saludables, y probamos nuevos procesos de lavado para que igualmente sean todavía más sostenibles”, ha señalado.

Gálvez opina que tanto constructores como arquitectos conforman “una pieza clave” en la realidad que viene. En el caso del constructor, suele mostrar “miedo o desconfianza a la hora de realizar cambios o utilizar productos innovadores pero, por suerte, contamos con arquitectos que han apostado por los aislantes naturales en obras emblemáticas como pueden ser el Hospital de Sant Pau de Barcelona, La finca de Mas de Melons -la primera obra pública de Lleida en incorporar el algodón reciclado-, o la Oficina Repsol de Madrid”.

Y ha querido destacar los reconocimientos a arquitectos que han sido galardonados con premios nacionales de arquitectura “usando nuestros aislantes naturales en sus proyectos, aportando así un consumo energético casi nulo”, hechos que tal y como ha expresado, han contribuido a que nuevos profesionales de ambos campos (arquitectos y constructores) quieran hoy conocer mejor esta tipología de aislamiento.

Tanto constructores como arquitectos conforman “una pieza clave” en la realidad que viene.

Una arquitectura sana

Distribucio_Sostenible_5En cuanto a si es desaconsejable la lana de roca y materiales afines cuando se trata de alcanzar una arquitectura sana, su criterio es que no es un aislante aceptado en la bioconstrucción. “Como residuo no es reciclable; tiene una gran huella ecológica. Hay datos que no se nos pueden pasar por alto, como la energía primaria necesaria para generar lana de roca, que es de 168 Mj/kg, frente a la lana de oveja, que es de 12,5 Mj/kg. O las emisiones de CO2, donde la lana de roca registra un valor de 43 contra la lana de oveja, de 1,52. Y la toxicidad PAFm2yr de la lana de roca es de 0,418, frente a lana de oveja, de 0,081”, certifica.

En este sentido, Gálvez concluye que “una arquitectura sana se pretende construir respetando sobre todo la vida de quienes habitan un edificio, y preservando el entorno donde se ejecuta”.

“La construcción debe transpirar -prosigue-. No acumular gases tóxicos, ni radiaciones naturales y artificiales, ni emitir emisiones nocivas; buscar que su consumo energético sea casi nulo, que su mantenimiento sea óptimo, con materiales duraderos y que el modo de producción de los mismos sea sostenible. Por todo ello, es muy importante el análisis de ciclo de vida de los materiales: calcular su grado de perjuicio al medio ambiente en los procesos de extracción y transformación, manipulación, transporte, uso y reciclaje o reintegración de los mismos en la naturaleza”.

“Una arquitectura sana se pretende construir respetando sobre todo la vida de quienes habitan un edificio, y preservando el entorno donde se ejecuta”.

Bosques limpios

Distribucio_Sostenible_4DISTRIBUCIO SOSTENIBLE se dedica también a la limpieza de los bosques próximos a las urbes, mediante un tradicional sistema. “Antiguamente los bosques se mantenían limpios gracias a la pastura y la trashumancia del ganado”, recuerda Marta Gálvez a los lectores de MADERA SOSTENIBLE. En este sentido, nosotros tenemos una propuesta cuyo propósito es acometer en Cataluña la limpieza de franjas perimetrales, cortafuegos y bajo bosques con ganado.

Escogiendo para cada ocasión el tipo de ganado más acorde, en función de la zona, el terreno, buscando un rebaño de proximidad, explica.

Por el momento, se han llevado a cabo algunas pruebas con éxito en las provincias de Ciudad Real, Barcelona y Girona. “La gestión de limpieza del bosque con rebaños nos permite generar una serie de valores añadidos como la recuperación de la lana para la producción de aislantes, en el caso de las ovejas, la venta de carne de pasto ecológico, la valorización y dignificación del oficio de pastor, la docencia y divulgación del medio en centros educativos, evitar incendios, y por lo tanto, la reducción del gasto a la hora de prevenir o extinguir un incendio”; un proyecto que, según Marta Gálvez, se encuentra en fase de desarrollo, con el objetivo de poder llevarlo a cabo de manera continuada en pocos meses, y que constituirá una nueva vía de trabajo para una empresa ya consolidada y clara defensora del respeto al medio ambiente, como es DISTRIBUCIO SOSTENIBLE.