Nuevos horizontes para la construcción con madera

El 2º Fórum Internacional de Construcción con Madera contó con ejemplos de grandes edificaciones en madera.

El 2º Fórum Internacional de Construcción con Madera acogió un bloque de conferencias donde se trataron los “Nuevos horizontes para la construcción con madera”, el cual estuvo moderado por Alfonso Basterra, catedrático de la ETSA Valladolid, y en el que participaron Feliz Waechter, profesor Diplomado Arquitecto y Decano de Estudios de la Technischen Universität Darmstadt (Alemania) con ‘4 x wood’; Guillermo Sevillano y Elena Orte de SUMA arquitectura; y Florian Kosche, diplomado en Ingeniería Estructural y Máster de Ciencias en Stuttgart.

Feliz Waechter

Feliz Waechter habló a los presentes sobre el nuevo edificio de la Academia Alemana de Cooperación Internacional (AIZ) diseñado por Waechter + Waechter Architekten en Bonn-Röttgen. El complejo, que integra la madera en el paisaje, está situado en el límite de un barrio residencial al suroeste de Bonn. Los arquitectos optaron por crear edificios modulares, configurando dos estructuras casi idénticas. Se colocan desplazadas la una respecto a la otra en planta para generar asimetría. Ambas se conectan con una pieza de conexión, que dispone de un área abierta que ejerce de vestíbulo y cafetería.

Nuevo edificio de la Academia Alemana de Cooperación Internacional (AIZ) diseñado por Waechter + Waechter Architekten en Bonn-Röttgen.

El edificio se desarrolla en dos niveles, donde se distribuyen los aularios, concebidos con una planta abierta y flexible capaz de adaptarse a las necesidades de los cursos impartidos, que abarcan una gran variedad de temáticas y por tanto de requisitos.

En ambos niveles el edificio se abre a su entorno gracias a la permeabilidad de la envolvente. En la planta baja está constituida por grandes superficies de vidrio que conectan el espacio exterior con el jardín circundante, permitiendo disfrutar de las vistas del bosque cercano.

El edificio ha sido construido casi en su práctica totalidad en madera, excepto los dos núcleos que albergan las escaleras, ascensores y baños. Tanto en el interior como en el exterior tiene un acabado muy natural, aportando luz a las estancias interiores, y armonizando con el paisaje invernal del lugar.

Además del uso de la madera y de otros materiales ecológicos, el edificio cuenta con sistemas de calefacción basados en la geotermia y otras tecnologías que garantizan su bajo consumo energético, lo que lo posiciona como un edificio sostenible certificado con los más altos estándares.

Además, Feliz Waechter habló de otros edificios en madera realizado por parte de su estudio de arquitectura en otras ciudades de Europa.

ESTRUCTURAS ECOSITÉMICAS EN LA BIBLIOTECA GARCÍA MÁRQUEZ

“Construir una cultura en relación a la utilización de la madera en la edificación es un esfuerzo que nos compete a todos”. Esas fueron las palabras con las que los arquitectos Guillermo Sevillano y Elena Orte, del Estudio SUMA, se dirigieron a los presentes en el 2º Fórum Internacional de Construcción con Madera.

Guillermo Sevillano y Elena Orte

En su intervención dejaron claro que hay que hacer ver a los clientes y promotores las ventajas de la madera y, para los arquitectos les aconsejó que debían tener claro la problemática que puede generar la madera en la construcción, para así poder afrontarlos.

Uno de los proyectos para los que utilizaron la madera como material es el edificio de la Biblioteca Gabriel García Márquez, en Barcelona. El cual explicaron con detenimiento. El edificio aparece como un sólido escultórico que genera un gran chaflán que replica los que se encuentran constantemente en el entorno urbano de la Ciudad Condal. Una plaza elevada lleva a los visitantes al acceso público a la biblioteca. Esta operación proporciona accesos desde la calle a los tres programas diferentes: la guardería, el archivo histórico y la biblioteca. También posibilita el funcionamiento autónomo de cada uno.

Biblioteca Gabriel García Márquez, en Barcelona.

El edificio se asemeja a una pila de libros abiertos con hojas perforadas. Cada “libro” es creado por una densa estructura de pantallas de madera laminadas en cruz. Cada una de ellas está orientada en diferentes direcciones. No solo los requisitos estructurales definen la dirección de cada pantalla, sino también las condiciones de iluminación, el carácter del espacio y las conexiones urbanas.

Así, el vivero está compuesto por una serie de bloques que dan al jardín y la calle. Las pantallas de los espacios de oficinas y el Archivo histórico están orientados para que la luz del norte se difunda y evite la vista frontal hacia el edificio de la Policía.

Una exhibición similar tiene lugar en el segundo piso, donde la biblioteca para niños está ubicada frente al chaflán cuadrado. Las grandes pantallas de madera del techo proporcionan un espacio claro debajo para la biblioteca general. Disfruta de las vistas a través de una serie de patios y grandes aberturas que dan a los espacios urbanos sin obstrucciones.

Además, el edificio está organizado alrededor de un amplio patio que conecta todos los usos del programa junto con la escalera principal y una red de vegetación. Este gran vacío también trae luz natural al corazón de la guardería, mejorando sus condiciones de iluminación.

El resultado es una estructura densa hecha de madera que mejora las cualidades hápticas (calidez, textura, olor y rendimiento hidrotermal) y proporciona áreas cálidas e íntimas, mientras que el diseño estructural ofrece una variedad de espacios. La biblioteca, como el último espacio público, se presenta como el hogar de todos, por lo que cualquier usuario encontrará su rincón especial.

“La estructura de madera de la Biblioteca Gabriel García Márquez no resuelve únicamente la transferencia de cargas verticales hasta los cimientos, sino que recoge y da respuesta también a los requisitos del programa funcional, a la inserción de la luz natural en todos los espacios, al vector de orientación visual, al factor háptico y otras varias cuestiones que hacen de este conjuntos construido una estructura ecosistémica”, concluyeron.

Florian Kosche

Para terminar este bloque Florian Kosche, de DIFK engineer, habló sobre el complejo cultural y hotelero de Skellefteå. El proyecto salió de un concurso internacional, en el que se presentaron 55 ideas. El propósito era elegir al mejor diseño para una obra de uso mixto: su base funciona como centro cultural, y sus 16 plantas restantes como hotel. En el momento que se proyectó, era el edificio de madera más alto de Suecia (19 pisos), y posiblemente de toda Escandinavia.

Para llevar a cabo esta obra, el arquitecto empleó un método híbrido constructivo que incluye procesos de prefabricación. Además de madera, esta torre está hecha con hormigón y acero. En el equipo de ejecución propuso el uso de tableros prefabricados de madera laminada, reforzados con planchas de hormigón y vigas de acero.

Complejo cultural y hotelero de Skellefteå (Suecia).