miércoles , 19 de diciembre de 2018

El arquitecto chino afincado en Londres habló en Egurtek de su proyecto Memorial Chapel de Londres.


El director fundador de Spheron Architects, Tszwai So, fue uno de los ponentes de Egurtek 2018.

El director fundador de Spheron Architects, Tszwai So, fue uno de los ponentes de Egurtek, Foro Internacional de Arquitectura y Construcción en Madera, que tuvo lugar en el Bilbao Exhibition Centre el pasado mes de octubre.

El arquitecto afincado en Londres habló de su proyecto Memorial Chapel de Londres, una pequeña capilla dedicada a la memoria de las víctimas del desastre nuclear de Chernobyl de 1986, con motivo del 30 aniversario de la catástrofe. Se trata de la primera iglesia de madera construida en la capital británica desde el Gran Incendio de 1666.

 

 

 

So hizo un breve repaso del desastre de Chernobyl y de la comunidad bielorrusa en Inglaterra. Para luego comentar que para este proyecto presentó más de 20 bocetos, ninguno de los cuales fue aceptado. “El cliente tiró todos a la basura. Me dijeron que no entendía su cultura y, más tarde, pude comprobar que tenían razón”, rememoró el arquitecto británico-chino. De ese modo, y para conocer mejor la cultura bielorrusa viajó al país. “Visité tres iglesias que no son populares entre los turistas, y así fui capaz de ir conociendo más su cultura. Pude comprobar que en el país había muchísimas iglesias de madera”, añadió.

 

Belarusian Memorial Chapel By Spheron Architects, London, UK, 2016
Photographer Joakim Borén.

 

Durante la II Guerra Mundial, los nazis llegaron a encerrar a los habitantes de Bielorrusia en las iglesias de madera y las quemaban. Un hecho que destacó So, ya que muchas generaciones de bielorrusos que se trasladaron al Reino Unido tenían esos recuerdos; de ahí la conclusión de hacer una iglesia de madera.

La idea de So fue levantar una capilla “con la estética del rito bizantino”, cuyo diseño reflejara “el espíritu y la identidad de Bielorrusia y el pueblo bielorruso”. De hecho, la madera fue el material de construcción predominante en este país de Europa oriental durante siglos.

 

 

En base a todo ello, la iglesia está revestida de madera con áreas restringidas de ventanas de celosía y acristalamiento oscurecido, ya que los elementos religiosos, sobre todo los iconos, son muy vulnerables a la luz solar directa. El arquitecto quiso, no obstante, permitir la entrada de luz natural, algo que logró a través de los paneles y las ventanas altas del triforio que, sin embargo, impiden la vista directa desde el interior. El resultado es una capilla sin ventanas, en línea con las tradiciones litúrgicas bizantinas, siempre enfocadas hacia el interior.

“Es un proyecto sencillo, que cumple con los principios básicos de las iglesias católicas bielorrusas”, afirmó So, quien destacó la importancia del campanario y la campana en este tipo de templos. “Es igual de importante y simbólico que para los cristianos la Cruz”.

 

El diseño de las paredes exteriores, de perfil ondulado, se inspiró en el revestimiento de madera vertical tradicional de las iglesias bielorrusas de madera de inspiración barroca. De esta forma, aunque el patrón permanece vertical cuando se observa perpendicularmente, el perfil de las paredes va cambiando a medida que el visitante se desplaza alrededor de la capilla. El sol también refleja sombras variables sobre la capilla, dependiendo de la hora del día.

 

 

EGOIN en Reino Unido. Belarusian Chapel.

Trabajar con el diseñador Andrew Trotman y con el prestigioso fabricante vizcaíno EGOIN permitió a Tszwai So diseñar una estructura de madera artesanal con detalles bien construidos. La iglesia se encuentra rodeada por trece tilos y cuatro abedules flacos, que se elevan a casi 20 metros.

Prácticamente todos, 15, están protegidos por Ley. Lo que supuso otro reto más a la hora de construir el templo, ya que había que dejar un espacio considerable entre los árboles, además de no poder hacer unos cimientos con profundidad para no dañar las raíces.

So finalizó su ponencia asegurando que el templo es visitado por muchos bielorrusos que están de paso en Londres, pero que además gusta mucho a la comunidad británica, la cual le concedió un premio, al ser considerado como “el edificio más hermoso”.

Cuando termine este año 2018, EGOIN habrá realizado en Reino Unido un total de 31 proyectos de edificación con madera contralaminada. Numerosas escuelas, viviendas unifamiliares de alta gama, edificios de hasta seis alturas, módulos para oficinas y obras singulares como iglesias o cafeterías en parques públicos. Principalmente en Londres y su entorno, y también en Manchester y en Escocia.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.