jueves , 21 de noviembre de 2019

Disponen de nueve gamas cada una con texturados o trabajos en madera diferentes.


Esco Suelos de Madera es la delegación en España del fabricante de parquet holandés Esco, que tiene su fábrica en la República Checa. Su director, Sergi Irurtzun, relata que empezaron a trabajar en España en el año 2004 con tarimas macizas acabadas al aceite “cuando la gente apenas sabía lo que era”. Luego se fueron adaptando a las demandas de sus clientes, que por razones de estabilidad y también de precio se inclinaban claramente por el parquet multicapa.

Actualmente, comercializa suelos de roble acabados al aceite. Disponen de nueve gamas (Bohemia, Chateau, Moravia, Kolonial, Harfa, Harfa Vintage, Soft Tone, Pelegrim y Karel IV) cada una con texturados o trabajos en madera diferentes, a las que califican como “sensaciones”.

A partir de esta base, es un producto customizado, hecho a medida de las necesidades de su cliente, que puede elegir el formato (macizo, tricapa, multicapa), espesor, dimensiones, grado de nudo, biseles, etc. del pavimento. “Por esta razón”, comenta Irurtzun, “nos vemos un poco como los sastres de la madera”.

ESCO BUSCA LA IMAGEN MÁS PURA DE LA MADERA

Ahora empiezan a trabajar los productos Raw Look, con colores parecidos al roble crudo y acabados al aceite. Se trata de una tendencia que busca adaptar los suelos a una imagen lo más natural (con más nudos y vetas naturales más marcada) y pura posible, que se diferencie al máximo de los pavimentos sintéticos.

Sergi Irurtzun comenta que los clientes de Esco Suelos de Madera son generalmente arquitectos e interioristas con proyectos residenciales que apuestan por la calidad de su producto “y sobre todo por la flexibilidad que tiene para que adaptarse a sus proyectos, que es el elemento que nos diferencia”.

CLIENTES GRACIAS A BOCA A BOCA

Esco Suelos de Madera dispone de puntos de venta en Madrid y en las islas Baleares y Canarias. Y en su showroom de Cabrera de Mar (Barcelona) reciben básicamente a sus clientes de Cataluña. En el caso de los clientes de otras comunidades “nos explican con detalle su proyecto y las ideas que tienen y nosotros les enviamos las muestras que necesitan”.

El director de Esco en España también explica que muchos de sus contactos provienen “de otras obras, de la feria o de visitas que hacemos, pero hemos tenido proyectos en Madrid, Valencia o Andalucía gracias al boca a boca, porque hay gente que ha visto nuestros parquets instalados en casa de un amigo y quieren un parquet igual para su casa…”. Y estos casos “suponen la mejor recompensa ya que el 90% de nuestros proyectos son residenciales”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.