GRATO parquet en colaboración con el Centro Tecnológico Forestal y de la Madera (CETEMAS) obtiene la Declaración Ambiental de producto de sus suelos de madera multicapa

La firma de Torrelavega ha focalizado sus esfuerzos en la medición de los impactos medioambientales de sus productos.

La empresa cántabra GRATO de Wood Manners S.L., ubicada en Torrelavega (Cantabria) y dedicada a la fabricación, diseño y distribución de suelos y soluciones de madera para arquitectura e interiorismo, ha obtenido la Declaración Ambiental de Producto (DAP) para sus suelos de parquet multicapa de madera.

El cambio climático y la sostenibilidad de nuestros recursos son uno de los principales retos a los que nos enfrentamos en los últimos años. Fruto del compromiso que GRATO tiene con el medio ambiente y la sostenibilidad implícito en su identidad, surgió la oportunidad de realizar junto con el Centro Tecnológico Forestal y de la Madera (CETEMAS) de Asturias, un exhaustivo análisis de sus productos, en el cual se identificaron los impactos ambientales asociados a su producción, bajo el marco del Proyecto de Investigación “Investigación de la aplicación combinada de recubrimientos medioambientales sostenibles en busca de la mejora de prestaciones funcionales en pavimentos de madera de alta gama – Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria S.A. – SODERCAN – Convocatoria I+C=+C 2018-2020”

La certificación DAP es una herramienta de comunicación en forma de declaración verificada por terceros, que sirve para dar respuesta a las demandas de información ambiental relacionadas con el ciclo de vida de los productos, mejorar la transparencia de las empresas hacia el mercado y desarrollar su competitividad a nivel internacional. Además, permite comparar otros productos realizados con diferentes materiales y procesos productivos, siendo una herramienta estratégica de competitividad para el sector forestal y de la madera.

Como resultado de este trabajo de colaboración con CETEMAS, GRATO ha focalizado sus esfuerzos en la medición de los impactos medioambientales de sus suelos de madera, destacando la menor huella de carbono de los suelos de madera respecto a otros materiales, debido principalmente al menor consumo de materia y energía respecto a otros materiales en sus fases de extracción y producción, y siendo el único material que absorbe CO2. Siendo la madera una de las materias primas más sostenibles debido a sus características de obtención, renovación, así como por su posibilidad de reutilización o reciclaje.