viernes , 21 de junio de 2019

La firma de Rialp demuestra en su stand que el CLT aísla muchísimo más que el ladrillo.


SEBASTIA escenificó en su stand de BB Construmat 2019, con datos registrados en tiempo real, una comparativa entre las prestaciones de aislamiento térmico de una construcción con CLT y la construcción convencional de ladrillo. Con madera se ahorra hasta un 90º de energía y, dicho de otra forma, se paga en torno a 1 euro por cada metro cuadrado. “En una vivienda de madera de 150 metros cuadrados, sus propietarios van a para al año, como mucho, 150 euros por su consumo energético”, asegura Sergi Sebastia, gerente de FUSTES SEBASTIA.

En casi todas las viviendas de España, la energía que hay en el interior de una estancia se pierde a través del ladrillo, un material muy conductor. De ahí que sea imprescindible reforzar todas sus estancias con calefacción o aire acondicionado. En cambio, si construimos con una estructura de CLT, siendo la madera un material mal conductor, en el interior conseguimos conservar la temperatura deseada. Si además sumamos un aislamiento, aumentamos aun más la eficiencia energética.

CLT CON MADERA DE PROXIMIDAD

SEBASTIA realizaba en 2014 sus primeras pruebas de fabricación de CLT y lo ponía a la venta a finales de 2015. Desde entonces, el trabajo de promoción de este producto (web, redes sociales, ferias, conferencias…) ha sido incesante. “Estamos muy contentos -asegura Sergi Sebastia-, porque la gente aprecia el material, valora que esté hecho aquí y, además, se inclina progresivamente por la construcción con madera y la construcción eficiente. Una madera que, además, viene de aquí al lado, y no de más allá de nuestra frontera”.

La firma de Rialp demostró en su stand que el CLT aísla muchísimo más que el ladrillo.
Stand de SEBASTIA en BB Construmat 2019.

El CLT está demostrando en toda Europa que representa la construcción del futuro y es ya el presente. Ha venido para quedarse. “El 90% de los clientes nos pide el CLT visto en el interior -apunta Sergi Sebastia-. Casi nadie quiere tapar la belleza natural del Pino Negro y del Abeto del Pirineo con una capa de yeso”.

FUSTA DEL PIRINEU

“Estamos en el Pirineo, tenemos madera y muy buena calidad de madera -afirma rotundo Sergi Sebastia-. Fruto de un clima mediterráneo, boreal alpino y euro siberiano, disponemos de una variedad de especies que crecen con las mismas características técnicas y de resistencia que la madera centroeuropea. Las tenemos que dar a conocer, aprovechar sus prestaciones y valor añadido. En el mercado no existe solo la Picea centroeuropea”.

España tiene bosques, tiene madera. No tiene gas, ni petróleo. Con madera se puede construir y se puede ahorrar energía. El CLT es el hilo argumental perfecto para alcanzar un grado de eficiencia energética que no alcanza el sistema constructivo convencional, basado en el ladrillo y el hormigón.

MAS FUTURO

SEBASTIA recibirá de forma inminente nuevas máquinas para implantar este próximo mes de agosto su nueva fábrica de madera empalmada mediante finger-joint. “Esto nos permitirá poder ofrecer paneles de mucha más longitud, de mayor calidad estructural y vista -concluye Sergi Sebastia-. Y ya estamos fuerte para ir hacia la fabricación de nuestra propia viga laminada, también con madera local, y no depender en absoluto de la importación. En un futuro que esperamos sea lo más próximo posible”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.