Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

En marcha la lucha biológica frente al gorgojo

El grupo operativo GOSSGE trabaja para asegurar e incrementar la sostenibilidad de las plantaciones de eucalipto en el área cantábrica y Galicia.

Los trabajos de prospección de la evolución de la plaga de Gonipterus platensis (el gorgojo del eucalipto) en las masas forestales de Galicia y la cornisa cantábrica, llevados a cabo por el grupo operativo GOSSGE (propietarios forestales, selvicultores, administraciones, empresas forestales, centros tecnológicos…), están demostrando que el propietario forestal es capaz de producir madera de una forma sostenible y amigable con el medio ambiente, fijando CO2 y favoreciendo una economía circular.

El proyecto GOSSGE es una estrategia común y novedosa de evaluación de las masas afectadas por la plaga.

La lucha biológica como tratamiento sanitario frente a una plaga consiste en encontrar un enemigo natural que la controle. El parasitoide elegido, Anaphes nitens, actúa solo contra la población de plaga, no sobre otros insectos.

Basándose en experiencias anteriores, los técnicos de ASFORCAN (Asociación Forestal de Cantabria), organización integrada en COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España), coordinados con empresas y centros de investigación expertos en la materia, han llevado a cabo prospecciones en varias parcelas de muestreo, siguiendo un protocolo unificado, en coordinación con los demás miembros del grupo operativo GOSSGE.

Recogiendo muestras regularmente, se trata de evaluar el daño producido por la plaga en el árbol y cómo evoluciona tanto la población de plaga como la de su parásito, esto es, cuántos parásitos hay y cuántas larvas de la plaga salen adelante, lo cual sirve para predecir qué es lo que va a suceder en los próximos meses, y decidir si es necesario soltar más parásito.

Está previsto dar formación sobre esta técnica a los propietarios forestales privados de Galicia y la cornisa cantábrica, pero se ha pospuesto debido a la crisis sanitaria originada por el coronavirus. Existen folletos técnicos divulgativos que ASFORCAN difundirá, junto con cartas informativas y noticias en la web, que mantendrán al día de lo que se está haciendo en el monte. El propietario tendrá, además, sus propias herramientas para ser capaz de evaluar por sí mismo cómo está su finca.

Con este proyecto se ha conseguido que la información esté mucho más actualizada y sea más frecuente. La del Gonipterus es una plaga muy dinámica y variable en función de la climatología, por lo tanto, se inspecciona cada quince días para ver cómo evoluciona.

GOSSGE constituye un proyecto muy amplio, que abarca muchos ámbitos. Algunos trámites complejos requieren la autorización del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la consecución de nuestro objetivo, que no es otro que avanzar en la prevención sanitaria y lograr una mayor eficiencia en la salud y rendimiento de las masas forestales. El proyecto GOSSGE también está desarrollando la teledetección de los daños de la plaga mediante el uso de drones.

GOSSGE pretende integrar los principios de bioeconomía y eficiencia en la gestión con la sostenibilidad ambiental de los eucaliptales, mejorando su productividad y aumentando la estabilidad socioeconómica de la población rural, asentando sus poblaciones e incrementando su bienestar. Todo lo que sea consumir bienes renovables provenientes del monte, sustituyendo a otros de origen fósil, representa una ayuda doble al medio ambiente.

Estas plantaciones suponen más de la cuarta parte del total de la madera que se produce en España, y en la misma medida, más de la cuarta parte del CO2 atmosférico fijado por las masas arboladas españolas, con un eficiente efecto sumidero que contribuye a la lucha contra el calentamiento global y cambio climático.

El proyecto GOSSGE tiene como objetivo asegurar la sostenibilidad de las plantaciones de eucalipto del norte de España, en grave peligro por la plaga Gonipterus platensis, que supone una pérdida de crecimiento anual de 1.075.431 m3, una pérdida de fijación de CO2 de 251.800 toneladas de CO2 al año y pérdidas económicas 234.697.570 € anuales (Fuente ASPAPEL, 2013).

Integran GOSSGE:

  • ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón), COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España), ASEFOGA (Asociación Sectorial Forestal Galega), CETEMAS (Centro Tecnológico y Forestal de la Madera), ENCE, ADRA INGENIERÍA Y GESTIÓN DEL MEDIO SLP y GALCA SL como beneficiarios.
  • AGRÍCOLAS INGENIEROS PRAVIA CB, UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID (Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural – Departamento de Ingeniería y Gestión Forestal y Ambiental) e IeI (Información e Imagen, Análisis de Medios SL) como subcontratados.
  • XUNTA DE GALICIA (Consellería do Medio Rural – Dirección General de Ordenación Forestal), PRINCIPADO DE ASTURIAS (Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales – Dirección General de Desarrollo Rural y Agroalimentación), GOBIERNO DE CANTABRIA (Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación – Dirección General del Medio Natural) como colaboradores.

El proyecto GOSSGE está enmarcado dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural y cuenta con la financiación del FEADER (80%) y la Administración General del Estado (20%), tiene una duración de dos años y un presupuesto total de 581.157,08 €.