martes , 15 de octubre de 2019

El proyecto ha seleccionado Valsaín en Segovia, Cazorla en Jaén y Barrantes en Pontevedra para evaluar los actuales impactos ambientales y aplicar prácticas de gestión eficiente que ayuden a disminuir su vulnerabilidad.


Tres bosques certificados FSC se convertirán en los próximos meses en laboratorios naturales de investigación donde estudiar cómo es posible mejorar la adaptación de los pinares españoles al cambio climático gracias a la puesta en marcha de modernas técnicas forestales.

Valsaín en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama (Segovia), el monte Navahondona en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y los montes vecinales en mano común de la parroquia de Barrantes (Pontevedra) han sido elegidos para evaluar los impactos ambientales y la vulnerabilidad que registran ante el cambio climático.

Además serán objeto de diferentes ensayos de prácticas de gestión eficiente que ayuden a aumentar su resiliencia ante los cambios del clima.

FSC España, la ONG que vela por la sostenibilidad de los bosques, ha sido adjudicataria del proyecto “La certificación forestal como instrumento de gestión forestal adaptativa” en la convocatoria de concesión de ayudas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad

FSC España, la ONG que vela por la sostenibilidad de los bosques, ha sido adjudicataria del proyecto “La certificación forestal como instrumento de gestión forestal adaptativa” en la convocatoria de concesión de ayudas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad, dentro del Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España (PIMA Adapta).

Los efectos del cambio climático en los ecosistemas forestales ibéricos son cada vez más evidentes. Para estudiar cómo les afecta y tratar de mitigarlos, desde FSC España se trabaja por mejorar la gestión forestal y el estado de los montes. Dentro de esta línea de trabajo, el proyecto ahora iniciado permitirá estudiar cómo por medio de unas adecuadas prácticas de gestión forestal acordes con el sistema de certificación forestal FSC los bosques pueden mejorar y ser más resilientes. Para realizar el desarrollo científico se cuenta con la colaboración de expertos de la Universidad de Alcalá, con reconocida experiencia en estudios de adaptación ante el cambio global.

El proyecto realizará un análisis de los impactos, la vulnerabilidad y la capacidad de adaptación de varios ecosistemas forestales ante el cambio climático. En ellos pondrá en práctica técnicas de gestión forestal adaptativa para hacer favorecer la acomodación de las masas a los cambios del clima y sus nuevos efectos.

Uno de los principales objetivos consiste en informar a propietarios y gestores forestales sobre algunas recomendaciones prácticas de gestión que ayuden a sus montes a adaptarse y hacer frente a los efectos del cambio climático.

El proyecto “La certificación forestal como instrumento de gestión forestal adaptativa” cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.