martes , 23 de julio de 2019

Las cajas de madera constituyen el mejor formato frente al papel, plástico o Porexpan.


El packaging o embalaje es un recurso fundamental para atraer clientes y comunicar con consumidores.

Es una herramienta fundamental en toda estrategia de marketing y, por ello, casi todas las empresas lo tienen en cuenta en sus planes. Y en cualquier tipo de packaging con fines promocionales, informativos o creativos es fundamental elegir bien los materiales. Frente a el papel, el plástico o el Porexpan la madera se erige hoy en día como el mejor material para packaging. El uso de cajas de madera tiene numerosas ventajas y aplicaciones que los especialistas de la tienda gourmet solidaria BO de Shalom nos ayudan a entender.

LAS PRINCIPALES VENTAJAS DEL PACKAGING DE MADERA

Es una solución sostenible. Las cajas de madera son materiales que proceden de la naturaleza y no requieren la transformaciones químicas de otros productos. En el packaging de madera sostenible son empleadas maderas procedentes de bosques controlados, gestionados de forma responsable. Es un material reutilizable, duradero, biodegradable y completamente reciclable, con lo que su sostenibilidad es tanto a corto como a medio y largo plazo. La madera se descompone en la naturaleza sin emitir ningún tipo de residuo tóxico y los materiales son utilizados una y otra vez para generar nuevos productos, con el ahorro y la contribución al medioambiente que ello supone.

Nuevas vidas. Tras la vida útil de las cajas de madera el producto puede convertirse en leña o ser compostado para darle nuevos usos. El compostaje consiste en transformar residuos orgánicos en abono de muy buena calidad. Este uso es una de las alternativas más conocidas para el packaging de madera, una vez finalizada su función principal.

Es resistente. El packaging de madera es muy resistente, incluso ante el fuego, por lo que puede ser empleado para transportar o envolver productos delicados y que necesiten no estar expuestos a la luz. Es un eficaz aislante tanto térmico como acústico y soporta impactos. Estas propiedades no las posee, por ejemplo, el plástico o el papel.

Es versátil. Las cajas de madera pueden adoptar muy diferentes formas y tamaños, a gusto del cliente y según sus necesidades y qué mensajes desee transmitir. Incluso es posible embalar materiales pesados utilizando este formato.

Es saludable. Por último, la madera tiene propiedades anti microbianas naturales, lo que garantiza una gran protección e higiene y convierte al packaging de madera también en un envase saludable.

En suma, el packaging de madera es la mejor elección para empresas y particulares, tanto con fines promocionales como para obsequiar a familiares y amigos. Es el material con mejores propiedades y más respetuoso con el medio ambiente. Sus aplicaciones son muy numerosas y los clientes que lo han utilizado siempre quedan satisfechos. Y comprar cajas de madera de alta calidad online en Bo de Shalom tiene, además, fines sociales pues contribuye a integrar en el mercado de trabajo a personas con discapacidad intelectual y en riesgo de exclusión social.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.