viernes , 22 de febrero de 2019

Compuesta por más de 30 artículos fabricados a base de madera con certificación FSC, se vende en las más de 550 tiendas de la cadena alemana en España.


Una de las mayores preocupaciones de los padres cuando se acerca la Navidad es qué juguetes son los más adecuados para los pequeños de la casa. Algunos padres olvidan que un juguete, además de un objeto de entretenimiento, debe ser didáctico y ayudar a desarrollar la imaginación y la estimulación sensorial de los niños. Es el caso de los juguetes de madera, no solo son bonitos, sino que ofrecen numerosas ventajas sobre los fabricados con otros materiales.

La cadena de supermercados alemana, LIDL, regresa un año más con su colección de juguetes de madera ecológica, Playtive Junior, distribuyendo más de 1,2 millones de unidades a través de sus 550 tiendas españolas.

 

 

Desde 2010, LIDL registra un éxito de ventas en España de estos juguetes. El año pasado vendió más de un millón de unidades -500.000 en tan solo 24 horas- desde sus más de 550 tiendas. En todas las ocasiones, la colección se ha agotado en todos sus establecimientos al poco tiempo de ponerse a la venta, hecho que ha convertido a la colección en tendencia y generando una gran expectativa entre los clientes de Lidl que quieren hacerse con ellos.

El año pasado LIDL vendió un más de un millón de unidades -500.000 en tan solo 24 horas- desde sus más de 550 tiendas

La colección está realizada a base de madera procedente de bosques gestionados ecológicamente y sin talas discriminadas, con certificación FSC (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración Forestal) -un sello que, bajo el lema “Bosques Para Todos, Para Siempre”, garantiza la correcta gestión de los recursos forestales-, está compuesta por más de 30 artículos entre los que destacan la tienda con mostrador, el set de percusión, los juegos de habilidad motriz y de construcción, la cocinita, el mini piano y los puzles 3D, entre otros.

 

POTENCIAN LAS HABILIDADES

Contrariamente a lo que creen la mayoría de los padres, cuanto más simples sean los juguetes, más didácticos son y más estimulan la creatividad natural del niño. La simplicidad del diseño de los juguetes de madera es muy importante para el desarrollo integral de los pequeños y da pie a que los sentidos, especialmente el tacto y el olfato, se estimulen de forma natural. Además de desarrollar la imaginación y la creatividad, los juguetes de madera enseñan a los pequeños a respetar la naturaleza y el medio ambiente, a mejorar su capacidad de comunicación, la motricidad global, la orientación espacial, la habilidad manual, el razonamiento y la socialización…. Además, nunca pasan de moda.

Tal y como explica Arantxa Conde, responsable de Relaciones Públicas de LIDL “el hecho de adquirir a un precio muy asequible productos de bazar de alta calidad supone un incentivo importante para el consumidor. Tanto es así, que en la compañía tenemos, cada año, varios ejemplos de productos que se agotan prácticamente a las pocas horas de salir a la venta, siendo fechas esperadas y anticipadas”.

 

Estos productos forman parte del surtido variable del grupo de distribución y su venta se programa una o dos veces al año. “Aporta variabilidad a nuestro surtido fijo optimizado de alimentación de 2.000 referencias y resulta un gran aliciente para nuestros clientes a la hora de hacer la compra y visitar nuestras tiendas”, concluye Arantxa Conde.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.