Los juguetes de madera, una apuesta segura para esta Navidad

Permiten a los más pequeños acercarse más a la naturaleza que les rodea y a jugar con materiales naturales.

Retornar al origen. Volver a lo esencial. Es algo que estamos consiguiendo gracias a los juguetes de madera, que cada vez más ganando más terreno en el sector. Su característico olor, tacto, su vinculación con el mundo natural son sólo algunos de los aspectos que han hecho que los juguetes de madera vuelvan a estar en alza. Y es que, los juguetes de madera tienen múltiples beneficios para los más pequeños. Les permite acercarse más a la naturaleza que les rodea y a jugar con materiales naturales sin demasiadas modificaciones.

Un gran ejemplo de este auge de los juguetes de madera lo encontramos, año tras año, en Aldi, cadena de supermercados que este año ha decidido ampliar su surtido de juguetes de madera para estas Navidades con un catálogo de hasta 120 propuestas. Los juguetes de madera suponen un 28% del total de la oferta de juguetes ALDI para esta Navidad.

Los juguetes de madera de ALDI han sido certificados según los estándares internacionales, por el Forest Stewardship Council (FSC), que garantiza que los materiales con los que se han elaborado los juguetes proceden de bosques gestionados de forma responsable. Algunos de los juguetes de madera más destacados son los puzles, juegos de mesa, carritos para muñecas o circuitos de coches y el producto estrella de cada temporada, la cocinita, que este año incluye nuevas funcionalidades.

Los juguetes de madera son una de las propuestas estrella para la compañía, de acuerdo a una tendencia que se ha consolidado en los últimos años por un mayor interés de las familias en los productos de calidad y que fomenten el juego libre. Así lo confirma el Informe sobre la Compra de Juguetes en España de ALDI, que revela que los padres y madres españoles buscan juguetes que sean sostenibles, responsables y seguros.

El compromiso de las familias españolas con los juguetes de calidad se ve reflejado en sus compras y la elección de los juguetes, de hecho, el elemento más importante son los materiales de fabricación, con un 76% de preferencia. El precio es otra de las variables clave para los consumidores y consumidoras, que esta Navidad buscan productos al mejor precio y que no sean sexistas.

Otra cadena de supermercados que triunfa cada navidad con su colección de juguetes de madera es Lidl. La certificación FSC también está presente en los juguetes de madera de LIDL. Una colección que está compuesta por más de 30 artículos entre los que destacan la tienda con mostrador, el set de percusión, los juegos de habilidad motriz y de construcción, la cocinita, el mini piano, los puzles 3D y los juegos clásicos, entre otros.

“Contrariamente a lo que creen la mayoría de los padres, cuanto más simples sean los juguetes, más didácticos son y más estimulan la creatividad natural del niño. La simplicidad del diseño de los juguetes de madera es muy importante para el desarrollo integral de los pequeños y da pie a que los sentidos, especialmente el tacto y el olfato, se estimulen de forma natural. Además de desarrollar la imaginación y la creatividad, los juguetes de madera enseñan a los pequeños a respetar la naturaleza y el medio ambiente, a mejorar su capacidad de comunicación, la motricidad global, la orientación espacial, la habilidad manual, el razonamiento y la socialización”, explica Arantxa Conde, responsable de Relaciones Públicas de LIDL.

Además de en estos dos supermercados, cada vez hay más grandes cadenas o pequeñas tiendas que apuestan por la venta de los juguetes de madera, ya que se adaptan a la perfección a las distintas etapas de crecimiento de los niños y niñas, además de mantenerles en contacto directo con la naturaleza y el pasado, ya que a buen seguro, sus padres, abuelos o bisabuelos también jugaban con juguetes de madera.