domingo , 25 de agosto de 2019

Los dueños de aserraderos WOOD-MIZER en todo el mundo están creciendo activamente sus economías locales.


Para la familia Peretti, la madera es una parte vital de su vida, su sustento durante más de medio siglo, y tras la crisis y los cambios que ella conllevó, la adquisición de un aserradero portátil WOOD-MIZER fue vital para que esta familia pudiera seguir dedicándose a lo que siempre había hecho, la artesanía tradicional y más concretamente la fabricación de cucharas.

Hoy han ampliado su negocio otros utensilios y elementos decorativos. Pero esta zona del valle de Val Strona, en el norte del Piamonte, en los Alpes italianos, conocido popularmente como «El Valle de las Cucharas», porque la fabricación de este utensilio en madera tan tradicional fue durante siglos una de las principales actividades de la zona, la mayor parte de la población apostaba por la cantidad en vez de la calidad y con los malos tiempos muchos negocios desaparecieron.

 

 

 

«El valle de Val Strona era como una pequeña China, en cada sótano, cada familia tenía su propia fábrica de cucharas«, afirma Noris Peretti. Noris y sus dos hermanos, Sandro y Ezio, dirigen el negocio juntos.

«Los tres nacimos aquí y hemos vivido y respirado madera desde el nacimiento. Nuestros padres manejaban este negocio antes que nosotros. Hoy, el mercado ha cambiado mucho. Todo aquí se centraba en la cantidad en lugar de la calidad  y con la crisis y la llegada de productos importados todo ha cambiado y no todos han sido capaces de sobrevivir a ello«.

De hecho, de las aproximadamente 300 pequeñas empresas que había en el valle dedicadas a la industria de la madera y más especificamente a la producción de cucharas que se vendían por todo Italia, ahora queda una treintena.

El negocio de la familia Peretti es uno de lo que ha sobrevivido a los cambios y lo ha hecho apostando por la calidad. «Aquellos que sobrevivieron entendieron, como nosotros lo hicimos, que la calidad y la apariencia de nuestros productos tenían que ser una prioridad.

Cuando llegó la crisis, casi de la noche a la mañana, la máquina de fax dejó de imprimir pedidos y el correo dejó de llegar. Afortunadamente, teníamos una base muy sólida para mantenernos activos y continuamos nuestra producción y creamos un inventario de productos para tiempos mejores. Ahora hemos agotado esos inventarios con nuevos pedidos y a menudo tenemos dificultades para realizarlos», añade en nombre de la familia.

La incorporación de un aserradero en la línea de producción tuvo un gran impacto en su capacidad para salir de la tormenta. Wood-Mizer les abrió un mundo de oportunidades. Les hizo más competitivos en precio porque ya no tenían que depender de un aserradero exterior para producir madera y eso les hizo más independientes y les dio más flexibilidad.

 

 

«El aserradero Wood-Mizer fue una parte esencial en la mejora de nuestra producción y nos permitió la máxima flexibilidad para poder cortar tablas a los tamaños exactos que necesitábamos. Es una máquina muy eficiente que ha cambiado la forma en que trabajamos» , reconoce Peretti.

Hacerse con la máquina  LT20 les permitió decidir qué madera cortar, dependiendo del tipo de productos que tenían pedidos. A lo largo de los años han seguido diversificando su oferta de productos y ahora no fabrican sólo cucharas sino también bandejas de madera, platos, tablas de cortar, utensilios de cocina grandes y todo tipo de objetos decorativos.

Casi todos sus productos están hechos a mano. Por ejemplo, los cuencos se giran en el torno y los productos se decoran y pintan a mano y luego se tiñen. Como muchos de sus productos se utilizan en contacto con alimentos, en la madera solo se usan óleos naturales.

Con la incorporación de tantos productos nuevos, la elección de las especies de madera correctas también se ha hecho fundamental. «Usamos muchos tipos diferentes de madera», comparte Peretti tras señalar que tanto el haya como el cerezo, arce o el fresno que utilizan proviene de troncos procedentes de Suiza, o en ocasiones de los valles que les rodean.

 

Autor:


One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.