CUBE define de nuevo el cepillado de la madera

CUBE, la nueva moldurera de WEINIG, es rápida, precisa y eficiente. Cepilla las cuatro caras, sin ajustar.

Durante mucho tiempo, la Profimat 22N, la «pequeña» de WEINIG, constituyó la norma del cepillado de las cuatro caras en una sola pasada. Ahora, con CUBE, el cepillado convencional pertenece al pasado.

 

CUBE produce, en una sola pasada, piezas de trabajo rectas, de ángulo perfectamente recto y dimensiones exactas. La nueva máquina de WEINIG contribuye a que el trabajo cotidiano en el taller sea más sencillo, económico y productivo.

 

Gracias a su robusta base, hecha de un innovador material compuesto, CUBE funciona según el principio de «plug & play». Esto significa: instalar, conectar y listo. Incluso es posible cambiarla de lugar en el taller en cualquier momento, y sin ningún problema, con ayuda de un carro elevador.

 

Gracias a su manejo intuitivo y seguro, con CUBE es posible producir desde el primer minuto, sin necesidad de formación. Los cambios de dimensiones se realizan con solo pulsar un botón y con los motores en marcha.

 

MPV: MoulderPreView

 

Con CUBE es posible saber de antemano cómo va a ser el producto. Un rayo láser proyecta los ajustes de los husillos en la pieza de trabajo, lo que permite optimizar los ajustes antes del mecanizado y aprovechar al máximo la madera, con un arranque uniforme de virutas en las cuatro caras.

 

Ventajas de la CUBE

 

• Evaluación de las piezas de trabajo antes del mecanizado con el MoulderPreView de WEINIG.

• Un 60% de ahorro de energía en la aspiración.

• Cambio rápido de dimensiones con la máquina en marcha.

• Manejo sencillo e intuitivo, sin cursillos de formación.

• Piezas de trabajo rectas y en ángulo recto.

• Diez veces más rápida que con una planeadora y regruesadora.

• No requiere trabajos de ajuste.

• Alto grado de disponibilidad.

• Menos necesidad de espacio, gracias a su diseño compacto.

• Sistema de cambio de cuchillas sencillo y preciso (easyLock de WEINIG).