FUSTERIA BARBERÀ da un salto de calidad con AIRMATIC

Ha ganado rapidez en la fabricación y calidad en los muebles con el “CNC Evolution” de HOLZ-HER.

Fundada por Francisco Oliva en 1973, Oliva e Hijo Carpintería, S.L. (FUSTERIA BARBERÀ) es una empresa familiar que, definitivamente, ha dado el salto desde los procesos artesanales hacia las nuevas tecnologías de la programación de la producción y la fabricación mediante control numérico.

Dirigida en la actualidad por José Oliva, hijo de Francisco, con un equipo de tres personas, entre quienes está su esposa, Laura Florentín, FUSTERIA BARBERÀ se ha especializado progresivamente en el segmento del mobiliario a medida: “Trabajamos para arquitectos y decoradores quienes, a su vez, tratan directamente con el particular -señala José Oliva-. En la provincia de Barcelona y, puntualmente, fuera de ella”.

FUSTERIA BARBERÀ compró a AIRMATIC un centro de mecanizado vertical HOLZ-HER modelo “Evolution”; una máquina que, en un espacio reducido, satisface todas las necesidades de esta pequeña carpintería de Barberà del Vallès, ya que se trata de una de las soluciones más compactas y completas del mercado.

Era el paso que nos faltaba para ser más competitivos en la fabricación de mobiliario”. De hecho, ya producen con el sistema de trabajo AIRMATIC, que comienza con el diseño del proyecto y la planificación de la producción en la oficina técnica con el software de diseño integrado: “Trabajamos de una forma completamente diferente a lo que conocíamos -explica José Oliva-. Antes el trabajo era muy manual, casi artesano. Con la Evolution, el paso adelante ha sido grandioso. Hemos ganado rapidez en la faena del día a día y, sobre todo, calidad en el acabado de los muebles. Nuestros clientes saben que hemos adquirido esta tecnología, y ahora llegan más encargos a la carpintería”.

Tras varios años estudiando la opción de incorporar el CNC, ahora José Oliva y su esposa se muestran muy satisfechos por la inversión realizada. “Recibimos una formación muy completa y, si tenemos cualquier duda o problema, AIRMATIC intenta resolverlo lo antes posible”.

El sistema de AIRMATIC es una solución idónea para los talleres pequeños. Funciona bien y les hace competitivos. Vivimos una época en que el sector ha observado un incremento de trabajo, debido a las reformas de interiorismo, mobiliario y carpintería durante la pandemia, y “preparar el taller para el futuro fue lo mejor que pudimos hacer, para ahora ser capaces de atender una demanda fuerte y acometer trabajos que antes no podíamos coger”, concluye José Oliva.