jueves , 17 de octubre de 2019

Optimización del adhesivo y eliminación del plástico en la fabricación de paneles.


“HPRS-High Pressure Resination System” es una solución innovadora diseñada para reducir al mínimo la cantidad de resina (pegamento) en tableros de madera.

“Plastic Killer” es un sistema innovador para eliminar todos los residuos de plástico en la madera reciclada, de modo que pueda ser utilizada en lugar de madera virgen para hacer paneles de alta calidad o combustible limpio.

El creador de ambos proyectos, en el marco de + VIDA, programa europeo para la financiación de la innovación tecnológica respetuosa del medio ambiente sostenible, es el grupo IMAL PAL, una compañía italiana especializada en la construcción de plantas de producción de paneles completos, en colaboración con algunos socios, incluyendo Acimall (patronal italiana de fabricantes de maquinaria y herramientas para la madera), a través de su empresa de servicios Cepra spa.

HPRS-High Pressure Resination System

La solución innovadora HPRS adopta boquillas especiales (inyectores) provistas de un orificio de diámetro variable para ajustar y controlar la presión de resina preservando al mismo tiempo una alta velocidad regular, con el fin de lograr una distribución rápida y uniforme de pegamento sobre la superficie. Esta solución también minimiza el desperdicio, asegurando una optimización global del proceso de mezcla.

HPRS reduce los consumos de adhesivo entre un 10 a un 20 por ciento

En resumen, mediante la dosificación y la difusión de resina de manera más eficiente, el método compensa las posibles inexactitudes en la distribución del pegamento sobre la superficie de la madera. Se espera que HPRS reduzca el consumo en un 10 a 20 por ciento, según el tipo de panel y procesos previos, con un importante ahorro en los costes y las emisiones nocivas, debido al formaldehído contenido en el pegamento.

La instalación y puesta en marcha en una planta piloto han dado resultados más que satisfactorios. El nuevo sistema de resinación pronto será comercializado.

Plastic Killer

Hasta ahora, los paneles de MDF han sido fabricados utilizando principalmente con madera virgen y sólo una pequeña fracción de madera reciclada. El proceso de limpieza requiere varias operaciones y todavía no puede eliminar completamente todos los «elementos extraños». Plastic Killer llena este vacío, proporcionando madera totalmente purificada y reciclada que se puede utilizar para hacer paneles MDF de alta calidad, de manera más sostenible y rentable: se ha estimado que hasta un 60 por ciento de la producción podría provenir de madera reciclada.

Además, la madera procesada por Plastic Killer es tan pura que se puede utilizar también como biomasa para la generación de energía limpia, sin el riesgo de contaminantes liberados a partir de materiales de plástico, ya que se eliminan completamente.

Hasta un 60 por ciento de la producción de MDF podría provenir de madera reciclada

Los beneficios son evidentes. Con sólo 58 kilovatios de potencia instalada, la planta puede procesar alrededor de 78 metros cúbicos por hora de residuos de madera; ahorrando aproximadamente 40 árboles. Teniendo en cuenta el dióxido de carbono «atrapado» en los árboles, que se libera durante el transporte, se obtiene una reducción total de emisiones de CO2 en aproximadamente 88 toneladas equivalentes cada día.

A diferencia de otras plantas convencionales, Plastic Killer no utiliza agua. El ahorro de costes es enorme, estimado en 2.340 euros por día, o más de 500.000 euros anuales. Los parámetros de la máquina y su diseño se finalizaron en 2014. Un prototipo fue construido e instalado a principios de 2015 y la planta pronto estará disponibles para la venta.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.