Adaptarse a los nuevos tiempos con una actitud proactiva

El sector de la madera y el mueble es un sector de futuro que en este momento se encuentra en un momento de aguante y consolidación.

Las empresas trabajan para adaptarse a los nuevos tiempos con una actitud proactiva; las que sepan adaptarse al consumidor, comunicar acertadamente lo que ofrecen, apuesten por la exportación, tengan fortaleza y hayan hecho sus deberes adecuadamente, podrán ir saliendo hacia delante.

 

El consumidor es una de las piezas clave para el futuro de la empresa actual. Es importante que las empresas hayan detectado la existencia de esta nueva generación de consumidores preocupados por el medio ambiente, selectivos y especialmente atentos a los productos ecológicos. La nueva generación de compradores que se avecina va a obligar a las empresas a acometer una serie de cambios estructurales en la oferta.

 

Es imprescindible alcanzar sólidos Pactos de Estado haciendo hincapié en: la calidad de la educación básica, la reforma del mercado laboral, la incentivación de la inversión y la actividad de I+D+i, la eficiencia y mejora de la competitividad y la eficiencia y la eficacia de las administraciones públicas, facilitando la creación de empresas y el tráfico mercantil.

 

En estos momentos es importante que seamos proactivos, que nos movamos. Eso sí… analizando cómo, sin nervios y dando los pasos estratégicos necesarios para salir airosos en los próximos tiempos, porque así es como forjaremos las bases para un nuevo y prometedor futuro. Un futuro que, lejos de ser catastrofista, ha despertado la preocupación por recuperar valores e implantar una normativa de responsabilidad empresarial sin convertirla en papel mojado.

 

Francesc de Paula Pons

Secretario General de CONFEMADERA