BIGMAT camina hacia la bricoconstrucción

La “tienda profesional de la construcción” ha celebrado su BigMat Day; feria interna que reúne a los fabricantes y proveedores y a los almacenes adheridos, para facilitar el cierre de acuerdos y pedidos entre ambas partes.

En un escenario de incertidumbre y crisis económica, la obra nueva continúa parada y tanto profesionales como particulares apuestan por la reforma, esto es, «por cambiar de vivienda u oficina sin cambiar de localización, con el fin de mejorar la estética y la funcionalidad», señala Pedro Moreno, jefe de compras de BigMat.

 

«La reforma tira del mercado, pero necesitamos ayuda de la Administración, como un IVA reducido e incentivos fiscales para el consumidor final», opina Jesús María Prieto, consejero delegado de BigMat España.

 

En efecto, los españoles buscamos maximizar los metros disponibles y generar espacios cómodos y multifuncionales. Así las cosas, los fabricantes ofertan productos fácilmente instalables o aplicables; incluso directamente para el usuario final.

 

«El particular tiene cada vez más poder de decisión -apunta Jesús María Prieto-. No siempre acata lo que le recomienda el reformista. Es por ello que BigMat camina hacia lo que denominamos bricoconstrucción».

 

El pavimento es uno de los elementos susceptibles de sustitución cuando se busca un cambio de look en la estancia. «Los clientes demandan formatos grandes y, aunque los suelos cerámicos y laminados dominan en el mercado, la madera es irremplazable para muchos consumidores», comenta Pedro Moreno.

 

Según el jefe de compras de BigMat, «las puertas continúan teniendo un peso específico en la reforma». El producto se ha visto involucrado en el minimalismo que abunda en la decoración en los últimos años. Por lo cual, en la oferta predominan las puertas lisas, lacadas en blanco, con pequeñas ranuras, o rechapadas con materiales sintéticos (vinilo, melamina…) y, en menor medida, con chapa natural de madera (cerezo, wengé, nogal, haya vaporizada…).

 

En los suelos laminados es un hecho desde hace varios años, pero a la puerta está llegando también el fenómeno de la «auto instalación». A juicio de Pedro Moreno, «es más complicado instalar un block port que una tarima flotante, pero todo llegará».

 

Los espacios no son grandes y conviene optimizarlos. Aquí entran en escena las puertas correderas ocultas, que no precisan de un espacio adyacente para su apertura.

 

Los colaboradores de BigMat apenas trabajan con proveedores de ventanas de madera. El PVC, imitando a menudo a la madera, predomina en sus almacenes adherentes.

 

BigMat en España

 

Incluyendo la de la madera, BigMat reúne nueve familias de productos y atiende con progresiva atención una línea de productos ecológicos y sostenibles, respetuosos con el medio ambiente.

 

BigMat se implantó en España en 1998, y en la actualidad cuenta con 160 almacenistas adheridos, con 264 puntos de venta. Está presente en 47 provincias y acoge a más de 1.700 empleados, 525 proveedores que ofertan entre 15.000 y 20.000 referencias, en 500.000 metros cuadrados de superficie de venta.
BigMat España comercia esencialmente con productos españoles, está desarrollando año tras año la venta on-line y ocupa gran parte de sus márgenes a la formación de los empleados de los socios.

 

«Prescribimos e informamos y asesoramos a los almacenistas y sus clientes con una atención personalizada», concluye Lorenzo de la Villa, Presidente de BigMat España.