«Ahora es el momento de que LYSSOLEN sea reconocido en más países como el mejor fabricante de productos para madera»

Entrevista a Ignacio de Miguel Pampliega, presidente de LYSSOLEN.

Ignacio, junto a sus tres hermanos, forman la dirección de LYSSOLEN, fabricantes de productos para la instalación, cuidado y limpieza de suelos de madera. El servicio ejemplar de la marca, la efectividad de sus productos, así como, la fabricación nacional son los puntos fuertes de esta empresa que se encuentra en un momento clave para la internacionalización de sus productos. Maderea Marketing ha acompañado en la transformación digital a Lyssolen y ha querido hacerle esta entrevista para dar a conocer las raíces de su empresa y lo que les hace especiales.

Todos conocemos LYSSOLEN, pero… ¿de dónde viene?

LYSSOLEN nace hace más de 60 años. Un parquetista español, después de la guerra civil, decide marchar a Latinoamérica a trabajar. Es en ese momento cuando descubre la primera máquina de lijar americana. A su vuelta al país de origen y con ayuda de un ingeniero deciden fabricar sus propias máquinas pulidoras de parquet e instituyendo la empresa “JOYA”, fundando a la vez la PROQUIPAR.

En los años 50´s y 60´s la mayor parte de los barnices que se utilizaban eran de urea formol. En búsqueda de un barniz menos tóxico y más innovador acaba en Suiza, donde encuentra barniz de poliuretano, un producto muy innovador para la época. Es así como funda LYSSOLEN. Su nombre es en representación a la ciudad suiza de Lyss.

¿LYSSOLEN es una empresa familiar?

LYSSOLEN siempre ha sido una empresa familiar, desde sus inicios. En los años 80 mi padre entró en el accionariado de la empresa. Actualmente, nos hemos quedado los cuatro hermanos, no solo por seguir la línea de nuestro padre, sino porque confiamos verdaderamente en nuestros productos.

Algo que poca gente sabe es que fuimos de los primeros en fabricar nuestros propios barnices al agua. Ya a principios de los 80 empezamos a comercializar estos barnices.

Todos los productos de Lyssolen son efectivos. Pero si tuvieras que quedarte con únicamente uno ¿Cuál sería?

Actualmente el producto por el que más nos reconocen los profesionales de la Industria de la madera es por nuestro adhesivo. Es el producto estrella y que más nos demandan.

Las materias primas, calidad y la resistencia a la tracción es lo que ha hecho que nuestros adhesivos sean lideres en el mercado. Además, todos nuestros productos están fabricados en España.

Si me tuviese que quedar con uno, es sin duda Lyssolen 8, un barniz poliuretano al disolvente clásico que nos lleva acompañando desde los principios de la marca. Gracias a sus resultados los profesionales siguen apostando por él.

Hemos visto que muchos de vuestros productos están desarrollados en colaboración con la Universidad de Alcalá de Henares, ¿cuál es la relación que tenéis con la Universidad y qué productos habéis desarrollado?

Gracias a estar en la asociación comarcal este de Madrid, entramos en contacto con la Universidad. Confiamos enteramente en sus profesionales, por eso decidimos desarrollar todos nuestros barnices al agua con ellos.

¿Qué os diferencia de la competencia?

Si por algo nos diferenciamos de la competencia es por el servicio. La mayoría de los clientes nos lo dicen, al ser una empresa pequeña y familiar podemos ofrecer un servicio totalmente personalizado y ajustado a las necesidades de cada cliente. Nuestro lema es: “Con amor los problemas son menos problemas”.

Además, es algo que tenemos muy interiorizado. Cuidamos del cliente como si fuese parte de nuestra familia, los pedidos salen al día siguiente de ser tramitados, informamos al cliente de todo el proceso de venta y expedición, enviamos las facturas a tiempo, la cercanía en la atención al cliente… Por eso, insistimos tanto en nuestro servicio, es nuestra principal diferenciación. Otro de los aspectos que nuestros clientes nos eligen es porque toda nuestra fabricación es en España. Durante la pandemia se convirtió en un aspecto diferencial.

¿Se ha notado la pandemia en la demanda de productos?

El principal cambio que hemos notado es que los clientes han demandando mucha más información del producto que antes. Y les interesa saber si el producto es nacional. También hay que ser conscientes de que el comercio online ha crecido, por eso en LYSSOLEN estamos apostando por el desarrollo y crecimiento de nuestra tienda online así como poder ofrecer nuestros productos en otras plataformas de venta en internet.

También, nosotros tenemos que dar gracias. Nuestro sector ha sido muy agraciado. La pequeña reforma ha crecido y sigue estando ahí. La madera es un producto sostenible, nosotros nos encargamos de la rehabilitación, cada vez es más tendencia dar una segunda vida a los productos.