ANEPROMA edita la Guía para la identificación de los agentes degradadores de la madera

Tras años de conocimiento y recogida de información, la Asociación Nacional de Empresas de Protección de la Madera, con su equipo técnico, ha redactado y editado la primera Guía práctica para la identificación de xilófagos en la madera.

Esta nueva edición de ANEPROMA pretende ser una herramienta que permita de manera fácil y rigurosa la identificación de cualquier patología que se presente en una estructura de madera tanto en obra nueva como en rehabilitación, así como en cualquier producto de madera.

 

La guía pretende ser de utilidad al profesional y a los usuarios que se inician en el mundo del control de plagas de la madera, aserrada y puesta en obra.

 

Este manual nace con el objetivo de ser una herramienta clave en el mundo de la inspección e identificación de patologías surgidas en la madera, convirtiéndose en un instrumento de referencia tal, que permita, de manera práctica y sencilla, el reconocimiento de aquellos agentes degradadores presentes, mediante su localización y la visualización de aquellas patologías más frecuentes que se originan y presentan en la madera.

 

Recogiendo así las distintas familias y especies más relacionados con las degradaciones de la madera Anóbidos, Líctidos, Cerambícidos, Curculiónidos, Termitas y Hongos).

 

En muchos casos, tanto en intervenciones de rehabilitación como en obra nueva, no se tiene en cuenta a los organismos xilófagos que degradan la madera pudiendo llegar a producir daños de importancia en un uturo no muy lejano.

 

Esto supone un perjuicio económico a la vez que un riesgo asociado para el propio inmueble, los edificios anexos y por ende, para las personas que en ellos habitan o los utilizan.

 

Por otro lado, un informe técnico de patología en la madera debe promover, los tratamientos específicos, permitiendo el uso de biocidas y sistemas químicos o físicos combinados y dimensionados al problema existente.

 

Para ello, deberá incluir al menos información relativa a:

 

· La identificación de la patología presente

· El estado de la madera

· El protocolo de actuación a seguir

· Las técnicas de tratamiento a implementar

· El mantenimiento preventivo a seguir

 

Las patologías de origen biótico (insectos y hongos) que principalmente son las que producen los daños de mayor gravedad o importancia en la madera, habitualmente están ligadas al desconocimiento de la biología y comportamiento de la especie atacante, y a no haber considerado las condiciones ambientales en las que se va a encontrar la madera.

 

En este sentido, resulta de gran interés la publicación de una guía de pautas sencillas que permita la identificación de los principales agentes degradadores de la madera para que, posteriormente, pueda procederse a la definición y puesta en marcha de las medidas preventivas o curativas necesarias para su control y erradicación.

 

Para más información de cómo obtener la guía entrar en la web de ANEPROMA en Publicaciones: www.aneproma.es