La nueva ebanistería trabaja con OSMO

Un recubrimiento altamente valorado por los artesanos de la madera.

La ebanistería ha tenido una evolución paralela a los gustos de los compradores, y de la técnica – state of art -, a lo largo de todas las épocas. La evolución de los últimos años es fascinante: los gustos del consumidor han mutado desde la exigencia de superficies limpias y lisas, en maderas generalmente exóticas, a superficies muy naturales, con maderas del entorno cercano, donde se resaltan y acentúan las singularidades de la madera, de forma que cada encargo se convierte en una pieza única.

Del “masillado invisible” para evitar la percepción de las pequeñas grietas y nudos de la madera, hemos pasado a todo lo contrario: la celebración del nudo, la grieta y las texturas singulares.

Reyes Carreño, de MADERÍSIMO, explica que aprendió la técnica de la resina en Canadá y se enamoró de este sistema para sacar a la vista de forma espectacular las bellísimas texturas de los troncos centenarios de roble, que selecciona ella misma. (En la foto principal, Mesa de Roble con resina epoxi, de Maderísimo, acabada con Osmo, expuesta en la pasada Feria de Muestras de Gijón).

“Con Osmo he encontrado un recubrimiento de aplicación muy sencilla, y que trabaja perfectamente tanto en la superficie de roble como en la resina. Con las herramientas de Osmo, además, el proceso da un acabado exquisito”.

Otro artesano, Gabriel de Segovia, de Tántalos Decoracion, además de las grandes “mesas-río”, realiza también pequeñas piezas, recuperando trozos de maderas autóctonas como el Olivo, el Enebro o el Pino insignis que, de otra manera, irían a parar a la chimenea. También realiza bellos jamoneros de artesanía.

 “¡Me encanta el Aceite-cera Osmo! Trabajo el acabado en manos muy finas, puliendo entre manos. Esto me permite llegar a granos muy altos, con pulidos de un brillo satinado precioso. Además, el acabado es repelente a las manchas y la grasa del jamón, y se limpia con total facilidad.”

Jamoneros de olivo y resina, con aparejos en inoxidable, de Artesanía Tántalos.
Bandejas en distintas maderas.

Por último, otro artesano y profesor, Jon Valle de Bergara, también nos indica su preferencia por Osmo. “Creo que el hecho de que Osmo venga de resinas naturales es un factor importante del acabado. Con el Aceite-cera tengo un acabado totalmente inocuo, adecuado para el contacto con alimentos, y que se deja trabajar de maravilla. Ahora estoy empezando también a trabajar con los Tintes al Aceite de Osmo. ¡Fabulosos! A mis alumnos les recomiendo Osmo para el acabado de sus piezas”.

Jon ha creado una marca especial para sus elaboraciones artesanas,  Wood Uhuru, que tiene un significado especial, que le encantará explicar al que le pregunte. Bajo esta marca, Jon fabrica mesas-río y otros objetos, como tablas de surf y monopatines de exquisito acabado. Cada pieza es singular, única, exclusiva.

Diversos trabajos de  Jon Valle de Bergara, acabados con OSMO.

También hace cursos para amantes de la madera, que quieran aprender a tratar con cariño y respeto a nuestra materia prima más preciosa.

En suma, unos artesanos del siglo XXI, que recogen las tradiciones ancestrales en el trabajo y acabado de la madera, pero aplicando la tecnología actual para conseguir piezas bellísimas y únicas, con acabados muy duraderos y versátiles, de Osmo.

La madera siempre es una elección correcta

Osmo puede ser el recubrimiento adecuado

Puede solicitar información de estos productos en la Oficina Técnica y Comercial de Osmo, en España, cuyo responsable es Joaco Alegre (+34 642 440 855), y en la red de distribuidores, que podrá encontrar en la web. Para nosotros, el contacto personal y el asesoramiento especializado, adaptado a cada trabajo, son imprescindibles: una web no puede sustituir a un buen maestro.