Michael Möller, Director de Exportación de OSMO: “La madera siempre es una elección correcta. OSMO puede ser el tratamiento adecuado”.

La prestigiosa firma alemana presenta en España su nuevo catálogo de Acabados Industriales.

Madera Sostenible ha realizado una entrevista a Michael Möller, Director de Exportación de Osmo, con motivo de la presentación en España de su Catálogo de Recubrimientos para Madera de Aplicación en Líneas Industriales.

MS.- ¿A qué obedece la presentación de su nuevo Catálogo de Acabados Industriales?

MM.- Este catálogo lo presentamos en Alemania a finales de 2019, y teníamos previsto presentarlo en la Feria de Maderalia 2020, que se ha pospuesto sine die, según nuestra información. Creemos que no se debe demorar más la presentación en España, no ya del catálogo, sino de todos los productos y sistemas de aplicación industrial que hemos desarrollado en los últimos años.

MS.- ¿Qué tienen de novedad estos productos?

MM.- Nuestro departamento de I+D está siempre trabajando en el desarrollo de productos y soluciones para los recubrimientos de madera. Ahora lo que presentamos en un sistema completo de soluciones para el tratamiento de cualquier tipo de objeto fabricado en madera, destinado a cualquier tipo de aplicación: en interiores, exteriores, revestimientos, objetos decorativos, construcción, etcétera. Estas soluciones incluyen desde los pretratamientos, como tintes, reactivos o protectores, a productos de tratamiento y acabado, tanto en aceites como en base agua.

MS.- Tenía entendido que, hasta la fecha, solo fabricaban productos realizados con aceites vegetales…

MM.- Somos un proveedor global de recubrimientos, que exportamos a más de 60 países en todo el mundo. Somos grandes expertos en el desarrollo de acabados basados en productos vegetales (aceites y ceras) para el tratamiento de la madera. Pero trabajamos con lo que denominamos “Adaptación Inversa”: normalmente es el cliente el que se adapta a los productos y sistemas que fabrica el proveedor, pero en nuestro caso, sabemos que todo parte de los requerimientos de un consumidor final altamente exigente, por lo que hemos sido capaces de adaptar nuestro sistema de producción hasta llegar a dotar de soluciones globales a cualquier cliente.

MS .- Pero, ¿este sistema está pensado para grandes empresas? ¿O pueden también dar suministro a pequeños fabricantes?

MM.- Nuestra estructura de producción permite adaptarnos a cualquier escala. En el desarrollo de producto, nuestros equipos de I+D y calidad – que actualmente son casi el 20% de la plantilla de la factoría de acabados -, pueden replicar en casa una gran cantidad de las líneas y sistemas de acabado que hay en la industria. De esta manera, antes de realizar una prescripción de producto con un cliente industrial, podemos replicar su sistema de aplicación y realizar todas las pruebas necesarias antes de darle una solución.

La estructura de producción de OSMO le permite adaptarse a cualquier escala.

Por otra parte, nuestro sistema de producción es tremendamente flexible y podemos servir nuestros productos y colores especiales (más de 2.000) a partir de un pedido mínimo de 2’5L. Al mismo tiempo, surtimos de recubrimientos a algunos de los grandes actores europeos de la industria de la madera.

MS.- ¿Cómo consiguen esa flexibilidad, sin perder las cualidades del producto?

MM.- Gracias a nuestra experiencia tratando la madera: Somos la única empresa de Europa que fabrica tanto sus productos de madera, como los recubrimientos. De esta forma, somos los primeros en comprobar la calidad de nuestros recubrimientos en nuestros productos de madera. Esto implica una relación constante de exigencia entre nuestro departamento de madera, que funciona como un cliente interno y el de recubrimientos. Y también nos beneficiamos de la información que nos dan nuestros distribuidores en todo el mundo, aplicando nuestros productos en todo tipo de proyectos realizados en madera.

MS.- Pero esto obliga a modificar constantemente los parámetros de la producción industrial…

MM.- La clave es desarrollar un sistema que permita trabajar con un concepto de producción artesanal, pero luego poder replicarlo a gran escala, cuando sea necesario, sin perder precisión en la producción ni consistencia en la repetición del color. Piense que llevamos más de 140 años haciendo productos de madera para distintos usos, con tiradas grandes y pequeñas, y que desde hace más de 50 años aplicamos nuestros propios recubrimientos sobre nuestros productos. Esta coordinación tan estrecha y continua nos permite afinar en estos procesos de producción.

«Nuestro departamento de I+D está siempre trabajando en el desarrollo de productos y soluciones para los recubrimientos de madera»

MS.- Son ustedes uno de los líderes europeos en recubrimientos naturales para madera. ¿Qué les piden sus clientes?

MM.- Es una exigencia compleja: Nuestros clientes buscan un producto fiable, certificado con las altas exigencias del mercado alemán, que es nuestro principal mercado. Además, buscan soluciones saludables para las personas y para el medio ambiente, y ahí disponemos de certificaciones con estándares internacionales, como REACH, BREEAM, M1, etc. En el aspecto de producción y aplicación, buscan productos que les permitan procesos de producción eficientes, donde se ahorran tareas y costos, pero dando siempre un acabado de la más alta calidad.

El cliente de OSMO demanda un buen servicio de productos de mantenimiento.

Además, quieren un servicio de productos de mantenimiento, que les permita ofrecer el cuidado de sus fabricados, una vez en casa del cliente. Nos gusta pensar en el largo plazo, y en que los objetos de madera (suelos, techos, revestimientos, muebles) puedan disfrutar de una larga vida, ayudando al bienestar de las personas, y cuidando el planeta.

Todos sabemos que la madera es una materia prima auto-renovable y además, de gran belleza. Este amor por la madera, por su elaboración y cuidado minuciosos es parte de la filosofía de Osmo, es algo que se percibe en todos los rincones de la factoría.

MS.- ¿Cómo resumiría esta filosofía de Osmo?

MM.- “La madera siempre es una elección correcta. Osmo puede ser el tratamiento adecuado”.