jueves , 17 de octubre de 2019

La empresa sevillana sugiere las cajas como opción resistente y ligera.


Las cajas de madera se han utilizado como embalaje desde los inicios del comercio antiguo. Lo más curioso es que, aunque hoy día existan otras opciones mucho más modernas, las cajas de madera siguen siendo una de las más apreciadas. Los motivos son muy variados y los comentan desde Embalajes Guadaíra, una empresa sevillana.

Duraderas y reutilizables. Las cajas de madera pueden reutilizarse con bastante frecuencia gracias a una naturaleza robusta y resistente. Están disponibles en multitud de tamaños y formas, teniendo capacidad para transportar grandes cantidades de mercancía.

Libres de corrosión. Como sucede con otros embalajes del mismo material, las cajas de madera son resistentes a la corrosión, por lo que serán adecuadas en condiciones de humedad o temperaturas extremas. Además, son impermeables a las termitas y otros insectos gracias a los tratamientos utilizados en el proceso de producción.

Apilables y eficientes. Las cajas de madera se apilan fácilmente una encima de la otra, sin causar daños ni roturas. “Esto permite mucho más espacio cuando hablamos de almacenamiento y envíos, reduciendo el coste de mano de obra”, explican.

Una opción ecológica. A la hora de fabricarse, las cajas de madera no requieren de un uso masivo de productos químicos, por lo que no causan daño alguno al medio ambiente. Además, la madera es un material biodegradable y 100% reciclable.

Las cajas de madera de Embalajes Guadaíra son plegables, ligeras y muy resistentes. Están compuestas por un tablero contrachapado y perfiles metálicos, que permiten la unión entre las caras de la caja, dando lugar a un montaje muy fácil y rápido.

“Nuestras cajas de madera cumplen con la normativa internacional de exportación, por lo que serán una buena opción tanto para el traslado de material vía marítima, aérea como terrestre”, aclaran. Entre sus aplicaciones destacan aquellas relacionadas con los sectores industriales de la automoción, alimentación, electrónico o metalúrgico. Sus beneficios: ahorro en el espacio de almacenamiento; son plegables, rapidez de montaje y facilidad de manejo, facilidad de transporte, por su menor peso, reutilizables y óptimas para el marcaje, al ser todas las superficies lisas.

Además de las cajas plegables, Embalajes Guadaíra trabaja con otro tipo de caja (también plegable) dispuesta en módulos llamados aros. Cada uno de estos aros tiene una altura de unos 200 mm, permitiendo un montaje adaptado a la altura necesaria para cada envío. “Se trata de un sistema muy sencillo, que puede ser reutilizado muchas veces”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.