Advertisement

GABARRO apuesta por OHRA en sus nuevas instalaciones de Fuenlabrada

Las estanterías del almacén son ideales para aprovechar de forma óptima los metros cúbicos disponibles en la nave, donde los paquetes se elevan a 7, 8 ó 9 metros de altura.

GABARRO ha incorporado en su nuevo almacén de Fuenlabrada (Madrid) estanterías de la prestigiosa firma alemana OHRA.

 

Las estanterías OHRA son modulares, por lo que se pueden ampliar, reducir, modificar su cometido, convertir de unilaterales en bilaterales, etc.

 

La columna tiene un punzonado cada 10 cm. a todo lo largo de la misma, lo que permite situar el brazo a la altura que se desee. Ante un golpe, el brazo se mueve lateralmente y hacia arriba, lo que impide su deformación, así como la de la columna, y evita posibles accidentes y deterioro del material almacenado.

 

«Este sistema de almacenamiento es una garantía de seguridad para nuestros operarios y también de ahorro de espacio y tiempo para nuestras mercancías -señala Fernando del Río, Delegado de Madrid de la compañía GABARRO-«.

 

La fijación del brazo a la columna se realiza por medio de un dispositivo que permite introducir éste o cambiarlo de sitio en cuestión de segundos, lo que facilita el máximo aprovechamiento del espacio disponible en cada momento en la estantería.

 

Todo el material utilizado para la fabricación de las estanterías OHRA es perfil laminado en caliente, de tipo IPE, lo que le da una gran robustez y durabilidad. Todo esto, unido a la movilidad del brazo, evita las deformaciones que se producen en estanterías fabricadas con otros materiales.

 

Este tipo de estantería es ideal para aprovechar de forma óptima los metros cúbicos disponibles en la nave, ya que no es extraño situar los paquetes a 7, 8 ó 9 metros de altura.

 

Asimismo, permite el almacenamiento de productos de todas las longitudes, ya que está concebida como una estantería sin fin, de forma que al no existir obstáculos a la hora de la carga, se pueden situar sobre ella paquetes de cualquier longitud.