lunes , 17 de junio de 2019

AEIM organizó una mesa redonda sobre madera modificada en fachadas y su uso adecuado en España.


En la jornada previa a su Asamblea General 2018, la Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera (AEIM), celebró una Mesa Redonda sobre el tema: “Madera modificada en fachadas: uso adecuado en España”, que contó con la participación de arquitectos y técnicos con experiencia en la materia:

  • Federico Sáez Baos: Arquitecto.
  • Fernando del Río: Gabarró Hermanos, S.A (Director Zona Centro)
  • Carles Alberch: Presidente de AEIM.
  • José Enrique Peraza: Arquitecto, Secretario General de AITIM.

La madera modificada abre la posibilidad de nuevos usos de este material en fachadas y exteriores en general y está suscitando mucho interés entre arquitectos y usuarios. Entre otras, los ponentes respondieron a estas cuestiones:

  • ¿Qué es la madera modificada?
  • ¿Para qué usos es apta?
  • ¿Cómo influye la climatología y el diseño constructivo?
  • ¿Qué protección y mantenimiento exige?

 

José Enrique Peraza (izda.), junto al arquitecto Federico Sáez Baos. Ambos son redactores de la publicación de AEIM sobre «Fachadas de Madera».

José Enrique Peraza hizo una exposición de las principales maderas modificadas disponibles en el mercado: Termotratada, acetilada y furfurilada. «Paradójicamente las maderas clasificadas a priori como de baja durabilidad, por ser muy porosas pero con buena capacidad de absorción (impregnabilidad) de productos protectores o de ser modificadas, pueden alacnzar una durabilidad igual o mayor que las durables, y a precios más asequibles.

Se trata de pinos como el silvestre, marítimo y radiata, muy abundantes en el mercado español, o el Pino amarillo del sur, entre las maderas de importación –explicó el secretario general de AITIM-. Aunque su aspecto no es tan elegante como algunas de las naturalmente durables, siempre ha de tenerse en cuenta el dicho de que sobre gustos no hay nada escrito».

El arquitecto Federico Sáez abordó la problemática de la reacción al fuego de los revestimientos exteriores de madera, e informó que el «DB SI 2: Propagación exterior» es el documento de referencia a nivel nacional que refleja los requisitos técnicos exigidos a los productos y a toda la fachada, cuando se trata de seguridad en caso de incendio.

 

 

En primer término, Fernando del Río, director de la zona centro de GABARRO Hermanos.

Fernando del Río, Director de la Zona Centro en GABARRO Hermanos, profundizó en el campo de la madera termotratada, y expuso las prestaciones del producto LUNAWOOD, representado por la prestigiosa firma catalana.

Termotratar la madera es un sistema relativamente económico, ya que se usa con maderas comunes (pinos, haya, fresno). La madera queda protegida frente a algunos agentes xilófagos, aunque bajan las prestaciones de algunas propiedades físico mecánicas (densidad, resistencia) que no afectan a su función de revestimiento. A nivel estético todas las maderas, tras termotratarse, adquieren un intenso tono marrón cuyo valor estético es dudoso, quedando en todo caso en manos del prescriptor y el usuario.

Es un material todavía en desarrollo. En algunas latitudes españolas, la madera termotratada no está exenta de producir fendas.

Carles Alberch, presidente de AEIM, presentó la tecnología del acetilado de la madera. El tratamiento consiste en una modificación química que transforma grupos hidroxilo en grupos acetilo, impregnando la madera con anhídrido acético. De esta forma, la madera queda protegida frente a algunos agentes xilófagos. A diferencia de la termotratada, la madera acetilada torna su color hacia tonos claros.

 

En pie Carles Alberch, presidente de AEIM.

 

«Hemos mejorado -observa José Enrique Peraza-. Con estos nuevos materiales se puede afrontar la construcción de una fachada con más tranquilidad». En efecto, con las maderas modificadas es posible aprovechar maderas de poca durabilidad, y obtener prestaciones y dimensiones importantes.

«La madera maciza, bien empleada, es un material excelente para fabricar perfiles para fachadas. Si bien, la madera modificada nos puede ayudar, en determinadas situaciones y según cuál sea la finalidad principal y nivel de exigencia de dicha fachada», concluyeron los ponentes, quienes coincidieron en que «cada fachada aconseja un material, un acabado y un sistema de unión y colocación».

INIA -Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria-, está realizando en la actualidad un estudio sobre la durabilidad de las fachadas de madera en España, en función de la especie empleada y del lugar en que se instala.

 

Numeroso público asistió a la mesa redonda organizada por AEIM.

 

Al término de la mesa redonda se repartió a los asistentes la nueva publicación de AEIM sobre fachadas de madera.

AEIM agradece la colaboración en el evento de las siguientes entidades: Sonae Arauco, American Softwoods, Fimma Maderalia, Inia, Madera Sostenible y Aitim

 

Para más información: [email protected]

 

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.