ASOMA realiza el primer ensayo de envejecimiento a nivel mundial de dos ventanas de madera

No existe en el mundo otro ensayo tan exigente realizado como éste.

ASOMA, la Asociación de Fabricantes de Ventanas de Madera y Mixtas Madera-Aluminio, ha realizado el primer ensayo de envejecimiento a dos ventanas de madera de grandes dimensiones. No existe en el mundo otro ensayo tan exigente realizado como éste. 

El propósito del ensayo ha sido analizar el comportamiento, rendimiento, envejecimiento y durabilidad de dos ventanas de madera expuestas a condiciones climáticas adversas y extremas. 

Dicho ensayo es una herramienta a disposición de los socios de ASOMA, donde se demuestra el buen rendimiento y durabilidad de los cerramientos fabricados con perfilería de madera. 

Para el ensayo se han elegido dos ventanas balconeras abatibles de madera, de dimensiones 1500 x 2400 mm. Dichas ventanas se han expuesto a cambios climáticos extremos de -10ºC y 70ºC así como variaciones en la humedad de 50 y 85% durante tiempos comprendidos entre 24 horas y hasta 14 días. 

Para conocer el rendimiento, antes y después de la exposición a las condiciones adversas se ha medido los siguientes parámetros:

  • Permeabilidad al aire
  • Estanqueidad al agua
  • Resistencia al viento
  • Cálculos térmicos
  • Fuerzas de maniobra
  • Ensayo acústico

Los resultados muestran que las ventanas de madera, a pesar de haberse enfrentado a unas condiciones climáticas extremas y cambiantes, no pierden ninguna de sus propiedades, se mantienen en la clasificación inicial, no se han inmutado y perduran en el tiempo como si nada. 

Este estudio es de gran importancia para los asociados de ASOMA, ya que han sido pioneros en realizar este ensayo, contando con la garantía externa de una tercera parte como es el laboratorio acreditado donde se ha realizado el ensayo. 

“Los asociados muestran de nuevo un gran interés en seguir dando visibilidad a la ventana de madera, su rendimiento y sus bondades -afirma Isabel Llorente, gerente de la Asociación-. La figura de ASOMA está más activa que nunca y los socios están logrando grandes avances de la mano de la Asociación. Además, sin Asoma, los cerramientos de madera no tendrían representación ni serían escuchados”.