El afán por la diferenciación en prestaciones impulsa el desarrollo técnico de TORINCO

La empresa cordobesa estrena su nueva línea de producción de ventanas automatizada.

El Grupo TORRERO-TORINCO atesora más de cien años de experiencia, conocimiento y tradición carpintera. Porque conoce la madera, es capaz de innovar con ella. 

Aquí reside su capacidad para reunir una completísima gama de ventanas de madera: de altas prestaciones de aislamiento acústico y térmico, de grandes formatos y diseños irrealizables con otro material, resistentes al fuego e incluso al impacto de las balas… Un sinfín de cerramientos y sus complementos que no terminan aquí, sino que continúan mejorando gracias al desarrollo técnico de la prestigiosa empresa de Pedro Abad (Córdoba), donde el denominador común es la madera, y el objetivo es siempre la diferenciación en el mercado.

AISLAMIENTO ACUSTICO

TORINCO lleva dos años trabajando en la que hoy es su nueva línea de producción: un centro automático de mecanizado de perfiles WORKING PROCESS de última generación. Precedido por una moldurera a cuatro caras WEINIG, una calibradora HEESEMANN y una sierra tronzadora SALVADOR.

Esta nueva línea permite a TORINCO diseñar y fabricar nuevos perfiles y proponer al mercado muchas novedades. Una vez más buscando la diferenciación. Uno de esos nuevos perfiles es la base para la mejora de la ventana de 50 dB, que ya ha obtenido resultados muy satisfactorios en los primeros ensayos realizados en ENSATEC.

A partir de ahora, la nueva ACUSTORR 50 dB cambia sensiblemente el perfil, su método de fabricación es más práctico, completamente automatizado, y permite incorporar al producto diversidad de molduras y otros detalles estéticos, garantizando siempre un comportamiento acústico óptimo de la ventana.

“El confort o la estética no se pueden cuantificar, porque es algo subjetivo. Con ACUSTORR sí podemos ser objetivos, registrar unos valores y demostrar que trabajando de cierta forma es posible conseguir prestaciones mayores”, nos dice Antonio Torrero, miembro del departamento técnico de la empresa andaluza.

No obstante, el futuro de toda empresa parte de la base de la búsqueda de nuevos productos o soluciones, por lo que ya están trabajando en el desarrollo de un prototipo con índices de reducción acústica superiores a los 50 dB.

AISLAMIENTO TERMICO

En 2016 TORINCO obtiene la certificación Passivhaus para clima cálido para su ventana EUROTORR 92. “Fuimos la primera empresa que puso una ventana de madera dentro de la base de datos del Instituto y, por lo tanto, en el mercado”, rememora Antonio Torrero. 

Con el paso de los años, TORINCO ha mejorado este producto incorporando un material aislante en un área del perfil, y alcanzando valores de 0,8 U frame con una sección de 92 mm, válido incluso en zonas de clima frío.

Están al llegar ayudas públicas para la sustitución de cerramientos que contribuya a mejorar la eficiencia energética en los edificios. “Entendemos que estas ayudas estarán bien planteadas y deben servir para acometer soluciones reales”, confían los directivos de la empresa cordobesa.

ACABADOS DIVERSOS Y MODERNOS

TORINCO acaba sus perfiles de madera con recubrimientos de última generación de SIKKENS – AKZO NOBEL.

“El acabado es un aspecto de nuestro producto que nos ocupa mucha atención –afirma Antonio Torrero-. Entendemos que es uno de los puntos sensibles de la carpintería. Además de la estética, su función es la de proteger la madera y preservar su durabilidad. Por eso hemos seleccionado un buen recubrimiento y mimamos el proceso de aplicación”.

La carta de colores de SIKKENS para la carpintería exterior es amplísima y moderna. Además, TORINCO ha incorporado a su gama numerosos acabados para la superficie de la madera: texturizados, envejecidos, decapés… muy demandados en la actualidad, y que dan mucho juego a la hora de sorprender al cliente.

En una apuesta constante por mejorar la calidad del producto, TORINCO está acreditado por SIKKENS con licencia para ofrecer garantía LONG LIFE en el barnizado de madera para exterior hasta 12 años, circunstancia que los convierte en líderes del mercado en este aspecto.

SOCIOS FUNDADORES DE ASOMA

TORINCO es socio fundador de la Asociación Española de Fabricantes de Ventanas de Madera (ASOMA). 

“ASOMA es un espacio de unión para todas las empresas que fabricamos ventanas con madera –observa Antonio Torrero-. Trabajamos para igualarnos por arriba, con calidad. Vigilamos las incongruencias que puedan hacer las administraciones, divulgando y potenciando los beneficios de la madera para la carpintería exterior”.

HACIA EL FUTURO

La filosofía comercial de TORINCO se ha basado históricamente en el ofrecimiento no solo de un producto, sino un servicio y atención integral, rápido y personalizado. Así, el mayor porcentaje de su facturación responde a proyectos instalados, servicio postventa y atención al cliente en todo momento. Para ello, cuenta con una infraestructura y un equipo humano estables que le permiten dar una respuesta rápida y eficaz al cliente. “Apenas trabajamos con intermediarios, instaladores o carpinterías; por eso no tenemos presencia en muchas zonas de España”, aclara Lorenzo Nadales, director de la empresa.

TORINCO se ha dotado técnicamente para crecer, mejorar y ser capaces de responder a las demandas del mercado, diseñando y fabricando una ventana sencilla pero robusta, minimalista. “Dominamos la ventana con hoja oculta, que tiene una demanda creciente, podemos conseguir perfiles de 66 mm. de barra de hoja, perfiles con sendos cuadrantes de maderas diferentes, para el interior y el exterior, ensamblados, sin necesidad de clavar, atornillar ni encolar… -explica Antonio Torrero-. Todo ello trabajado desde una perspectiva de muchísima calidad”.

Actualmente, TORINCO desarrolla una corredera elevadora con tan solo 38 mm. de perfil. En breve será el producto estrella de la empresa cordobesa. Todo vidrio y, además, elevable.

Entretanto, la ventana acústica de TORINCO triunfa en importantes cadenas hoteleras, particularmente en Madrid, y sus soluciones para casas pasivas funcionan a la perfección en espléndidas viviendas de Andalucía, Baleares o Extremadura. 

Fuera de España, las ventanas de TORINCO son particularmente valoradas en México y cada vez más conocidas en el área del Caribe.