FESTOOL continúa invirtiendo en su producción en Alemania

La nueva nave de montaje ofrece las posibilidades de expansión que la empresa necesitaba urgentemente para su crecimiento sostenible.

Festool amplía su producción en Alemania con un nuevo edificio sostenible y moderno en Weilheim/Teck. Está situado a solo cinco kilómetros del anterior centro de producción principal en Neidlingen, en el sur de Alemania. La nueva nave de montaje ofrece las posibilidades de expansión que la empresa necesitaba urgentemente para su crecimiento sostenible.

Eficiente y automatizado, fiel a los principios de la Industria 4.0  

El nuevo edificio fue construido en un terreno de aproximadamente 10.000 metros cuadrados, justo al lado del centro logístico ya existente en Weilheim. Su proximidad hace posible una infraestructura óptima de suministro ágil y flexible de material para el montaje. El centro de Weilheim se convertirá en el escaparate interno y externo según los principios Lean e Industria 4.0.

El núcleo del nuevo concepto logístico es un sistema de transporte sin conductor. En él se utilizan seis vehículos autónomos equipados con inteligencia colectiva para transportar los materiales necesarios desde el almacén hasta las islas de montaje. Con la aplicación de este concepto se aumentará la productividad y el rendimiento de forma sostenible, además de eliminar progresivamente los retrasos en las entregas de meses anteriores.

Las inversiones realizadas para la nueva construcción asegurarán la competitividad de este centro de producción en Alemania y también permitirán a la empresa cumplir en el futuro con su principal reclamo, «herramientas para los más exigentes».

Un edificio moderno y sostenible 

El nuevo edificio cumple las normas energéticas más actuales. En el tejado de la nave de montaje se ha dispuesto una instalación fotovoltaica con una potencia de hasta 600 kWp, que genera la mayor parte de la electricidad necesaria y ayuda a que el edificio alcance un rendimiento energético positivo verificable.

Este espacio, de 12 metros de altura y casi 100 metros de longitud, contiene una gran nave de montaje, un edificio de oficinas con modernos y luminosos puestos de trabajo, salas de reuniones de varios tamaños y una cantina con cocina propia. Gracias al uso de elementos de construcción prefabricados industrialmente, se consiguió una estructura de alta calidad y un corto plazo de construcción. 

Se mantiene el actual emplazamiento en Neidlingen 

Una vez finalizado el nuevo edificio de Weilheim, se llevará a cabo una extensa modernización del anterior centro de producción de Neidlingen. Tras el traslado de las líneas de montaje, las siguientes áreas se mantendrán en el emplazamiento de Neidlingen: producción de mecanizado, fabricación de herramientas y dispositivos, e impresión bajo pedido, así como el centro de formación para todos los puestos técnicos y comerciales y el centro de competencia de motores.

Un proceso de conversión fluido desde el punto de vista operativo

La empresa aprovechó el periodo de vacaciones de verano para trasladar las 24 islas de montaje de Neidlingen a Weilheim. Unos 300 empleados se han trasladado a los nuevos puestos de trabajo de Weilheim desde el pasado 12 de septiembre, con lo que las líneas de montaje pudieron reanudar la producción en serie.