viernes , 13 de septiembre de 2019

Un suelo natural pensado para espacios semicubiertos de mucho tráfico.


El grupo Distiplas FLOORS trabaja, entre otras marcas, con MOSO BAMBOO, un fabricante holandés presente en el mercado desde hace más de dos décadas, que eligió [email protected] Madrid para dar a conocer sus pavimentos y revestimientos para murales y fachadas, y para mostrar un producto nuevo, UltraDensity. Se trata de una revolución en el sector de los pavimentos. Ofrece la posibilidad de satisfacer una creciente demanda: un suelo natural, duradero, estable y ecológico pensado para zonas de tráfico muy intenso. Así lo ha asegurado a Madera Sostenible el asesor de proyecto en la zona Centro, Levante y Balears, Alfonso Punzón.

Son suelos pensados para estaciones de tren, centros comerciales o museos. Todos ellos requieren características específicas para alcanzar las exigencias más altas.

Detalle del stand de MOSO BAMBOO en Architect & Work Madrid 2019.

Según Punzón, el pavimento Bamboo UltraDensity cumple con los más altos requerimientos. Es también uno de los pocos productos naturales que se puede instalar en espacios semicubiertos, lo que significa que puede soportar grandes diferencias de temperatura y niveles de humedad cambiantes, lo que lo convierte en una solución natural única.

Este fabricante holandés, presente en más de ochenta países, es referente a nivel mundial en el I+D del bambú. El producto que acaba de lanzar al mercado está fabricado en distintos espesores y es enormemente resistente.

En cuanto al precio, asegura que es similar a lo que puede costar una tarima tropical de cierta calidad, entre 95 ó 100 euros el metro cuadrado, ya instalado.

Arquitectos, promotoras de cierto nivel y cadenas hoteleras son sus grandes clientes. Estos suelos se utilizan mucho para piscinas y terrazas. Son resistentes y su comportamiento es ideal para exteriores.

El bambú es un arbusto muy asentado en Asia, una vez cortado, para estos usos requiere que su manipulación de realice en unos quince o veinte días. Y debido a su alto contenido en azúcar, para eliminarla, debe ser termotratado y sometido a una temperatura sin oxígeno para que no arda. Luego se prensa y se obtiene un pavimento de exteriores absolutamente natural, duradero y con una estabilidad del cien por cien, según nos explica Alfonso Punzón.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.