viernes , 20 de septiembre de 2019

Ha tejido una red comercial amplia, consolidada, que está más cerca del cliente.


Alberto Bayod, Jefe de Ventas Nacional para la Línea Madera en BARPIMO.

BARPIMO –Barnices y Pinturas Modernas, S.A.- es una empresa de tradición familiar, con un fundador visionario y luchador modélico. Una empresa de pasado, presente y, sobre todo, de futuro. Y una marca de muchísimo prestigio.

“Todo el mundo conoce o ha consumido alguna vez BARPIMO –nos dice su Jefe de Ventas Nacional para la Línea Madera, Alberto Bayod-. Su presencia en el mercado ha sido históricamente amplia, y de gran reconocimiento”.

Ha pasado la crisis, “se ha luchado mucho, y se tomaron las decisiones acertadas para tener un buen presente”. Cara al futuro, la firma riojana está realizando inversiones, hay tecnología y “contamos con personal altamente cualificado”.

BARPIMO tiene tres líneas de negocio: DECORACION, INDUSTRIA y MADERA. En todas ellas ha crecido exponencialmente. Se han automatizado las plantas de producción, y se han aumentado y mejorado las áreas de fabricación, almacenamiento, laboratorio y oficinas centrales.

Actualmente, cuarenta personas (diez de ellas son técnicos especialistas en madera) trabajan en el laboratorio de dos plantas que BARPIMO posee en su cuartel general de Nájera. Y cada año se destina un presupuesto importante en mejoras y evolución de productos, “para poder ir creciendo a nivel tecnológico tal como requiere el exigente mercado de la Madera».

 

Detalles de la fábrica de BARPIMO en Nájera (La Rioja).

 

 

La fábrica de Nájera acoge actualmente a 186 trabajadores. A nivel interno, la empresa riojana “mira mucho por el trabajador”, y su gente “trabaja en un ambiente de rigor, seriedad y profesionalidad, bajo la tutela de la Dirección de la misma empresa». BARPIMO estrena actualmente oficinas y sus empleados disfrutan de áreas de “break”, lo cual fomenta el compañerismo, el diálogo y el desarrollo de los proyectos.

Además, cuida mucho la imagen. Diseña y genera sus propias etiquetas, tarifas, catálogos, envases con personal técnico comercial responsable de cada área Nacional e Internacional, y mueve un merchandising importante, sobre todo en el canal de distribución.

Recientemente BARPIMO celebró su convención comercial anual, con personal llegado de Polonia, Portugal y toda España. Además de los datos y cifras, y las discusiones lógicas para tratar de mejorar, las personas que integran esta empresa familiar son invitadas expresamente en el domicilio particular de la Familia Ros, propietaria de BARPIMO, para dar por clausuradas las jornadas en un clima de generosidad, compañerismo y optimismo por seguir haciendo crecer la marca. “Con esta actitud es como nos gusta salir a vender”, afirma Alberto Bayod.

BARPIMO Y LA MADERA

Con Alberto Bayod al frente del área de Madera, BARPIMO ha incrementado presencia en el mercado. Su cometido, al llegar a La Rioja, era tejer una red comercial amplia, consolidada, que esté cerca del cliente. “Lo estamos consiguiendo, hemos puesto muchas banderas de Barpimo Madera en la Península”, nos comenta.

La competencia es grande, y muy dura, “el objetivo es ser más competitivo que los demás, cada uno con sus armas, y también alcanzar un alto grado de especialización en algún nicho de mercado”.

En el mercado de la distribución, Bayod observa “un interlocutor mucho más profesional que hace unos años, más especialista y más técnico. Agradecen mucho que les aportamos recursos y soluciones”. El 60% de la facturación de BARPIMO llega vía distribución. “Le ofrecemos un buen servicio, gran variedad de soluciones y de envases, de nuestras tres líneas de producto. En concreto, en madera, ofrecemos producto al agua, producto al disolvente, nitro, especialidades, sintéticos… Para un distribuidor no enamorarse de BARPIMO es difícil”.

Por el contrario, ha caído la gran venta, los pedidos importantes. “Los consumos son pequeños y personalizados; hay que estar preparados, en cualquier momento, para ofrecer un servicio rápido y a medida al cliente”.

Los productos evolucionan y se ven afectados por la moda. Las tendencias actuales han obligado a BARPIMO a elaborar o perfeccionar procesos, a lograr efectos, texturas o colores. “Para todo ello tenemos un magnífico laboratorio y personal muy cualificado”.

 

 

Con todo, BARPIMO observa que “los industriales españoles del mueble o de elementos de carpintería, tales como puertas, ventanas o parquet, creen que el producto nacional es peor que el que viene de Italia o de Alemania. A priori, valoramos más lo que viene de fuera. La calidad es, relativamente, la misma. El producto nacional tiene cosas muy buenas –prosigue Alberto Bayod-. Secado rápido, transparencia, cubrición, pigmentación optima, lijado y tixotropía …. No tenemos nada que envidiar a los productos de fuera”.

TODAS LAS SOLUCIONES

A la hora de desarrollar productos nuevos, BARPIMO realiza pruebas reales en una espectacular sala de aplicaciones, donde dispone de todas las máquinas, equipos y sistemas necesarios y actualizados, tales como calibradora, lijadora, cabinas de aplicación, robot de aplicación, línea para planos UV, rodillo, cortinas, etc.

BARPIMO siempre ha destacado por sus barnices al poliuretano. Antes en incoloros, ahora en pigmentados. Históricamente ha fabricado productos considerados entre los mejores del mercado. Hoy BARPIMO desarrolla productos al agua, porque “es la novedad y es el futuro”.

En 2007 entraba en vigor una normativa europea que obligaba a fabricar todos los barnices en base acuosa. “Entró la crisis y se paró todo”. La pintura decorativa y la pintura de carrocería se fabrican en base agua. Sólo resta el barniz del cual, aun hoy, una parte importante se hace al disolvente.

 

A la hora de desarrollar productos nuevos, BARPIMO realiza pruebas reales en una espectacular sala de aplicaciones, donde dispone de todas las máquinas, equipos y sistemas necesarios y actualizados, tales como calibradora, lijadora, cabinas de aplicación, robot de aplicación, línea para planos UV, rodillo, cortinas, etc.

 

BARPIMO atesora una importante tecnología y magníficos productos en base agua -afirma el Jefe de Ventas Nacional para la Línea Madera de la empresa riojana-. No tenemos nada que envidiar a las grandes multinacionales italianas, pioneras en este campo”.

Además, actualmente BARPIMO desarrolla recubrimientos para vidrio y productos para líneas de impresión digital. Evolucionando con el mercado.

BARPIMO tiene certificado de calidad de procesos exterior acuosos. AIDIMA, de gran reconocimiento y validez para el mercado. Realiza colores a medida y todo tipo de formulaciones para atender cualquier demanda. La firma riojana adaptó en 2007 su fabricación a los productos al agua. “Son mucho mejores –apunta Alberto Bayod-. Secan en más tiempo, pero dejan a la madera un aspecto mucho más bonito y natural”.

La industria del parquet requiere del fabricante de barniz efectos e imitaciones y exige altas prestaciones de dureza y resistencia. BARPIMO ofrece muy buenas soluciones en este segmento, a nivel de ultravioleta como de poliuretano o en productos acuosos; para elevado tránsito, centros comerciales, grandes superficies, etc.”.

En 2017 la venta de barniz en España aumentó un 7%. El mejor registro del sector en muchos años. El arranque de 2018 indica buenas perspectivas para los fabricantes. BARPIMO también atesora clientes nuevos, ventas importantes y un desarrollo tecnológico sobre el cual se asentará su futuro. Como siempre.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.